Guten tag – Muy buen fin, Ramón. ¡Sorpresas! – En la taquilla

Guten tag, Ramón logró en su fin de semana de estreno 253mil asistentes.
El largo fin de semana de la industria cinematográfica mexicana, ya pasó. Con eso que ahora duran cuatro días; creo que todos queremos que nuestros fines de semana sean igual a los de esta invaluable industria cultural, de jueves a domingo, lo que deja a la semana ordinaria en tres días: de lunes a miércoles.
Bueno eso no pasará (aunque muchos viven en un eterno fin de semana), y la razón por la cual se extienden éstos es para darles oportunidad a las producciones locales de tener un día más de recaudación, un día más de la famosa publicidad de boca en boca – que ya veremos que es muy impactante en el buen o mal desempeño de un película en cartelera – y que esto dé oportunidad a las grandes obras de expresión artística mexicanas, llegar a los miércoles de promoción, para que tenga oportunidad la gente de verlas, aunque sea en descuento o de a dos por uno. Ya sino funciona, pues no hay problema, el jueves volvemos a arrancar con películas nuevas.
El fin de semana de 21 al 24 de agosto; sí, todo eso es un fin de semana para la industria cinematográfica mexicana. Esos cuatro días trajeron consigo sorpresas en lo referente al comportamiento de las películas mexicanas en cartelera – las que sí tienen una distribución decente, hay que ser claros -,y resultados esperados en lo que al resto de la oferta indican las estadísticas (que no mencionaremos).
Otro fracaso de horror.
 
En su segunda semana de exhibición, y digan lo que digan ya con esos números no me engañan, Más negro que la noche 2014, demostró ser un fracaso más en el haber de los remakes de las obras de Carlos Enrique Taboada, que ojalá sí esté bien muerto y enterrado, porque si no los equipos de producción de estas películas deberían tener listos sus testamentos. Dicen que para el 2016, estrenará la nueva versión de Veneno para hadas. Espero hayan aprendido de este caso y para la próxima, no estrenen con mil copias, unas quinientas harían bien la tarea.
Fracasa en estreno.
La película jura que estrenó, pero en ningún momento su gráfica parece haber despegado del suelo,  lo que la convierte en una gran decepción, y para el que haya invertido en ella mal negocio, se trata de Casi Tr3inta, de Alejandro Sugich, la cual ni siquiera al mínimo de la proyección que hice en las publicaciones anteriores llegó. Sinceramente sí estimé su estreno de forma muy optimista, pero la verdad había un escenario bajo que no quise publicar por el hecho de demostrarle fe y esperanza a la cinematografía nacional, pero no, ni uno ni otro. El escenario bajo estimado era de 115mil asistentes, la producción a duras penas, y no lo hace porque estamos redondeando, llega a las 75mil espectadores.
¡LA GRAN SORPRESA! Y esa película sí quiero verla, será buena o mala, pero la audiencia ha hablado y fue la preferida del fin de semana: es Guten tag, Ramón, estrenó con 200 – 250 copias, y logró una audiencia de 253mil espectadores, lo cual hace que su índice de eficiencia en estreno supere por un amplio margen al índice promedio nacional de estrenos, el cual se quedó algo bajo frente a esta producción y que por ejemplo las otras dos obras mencionadas en esta publicación no lograron siquiera alcanzar.
Buen estreno,
Buen día, Ramón.
 
Con aproximadamente una quinta o una cuarta parte de las copias con las que estrenó el fin de semana pasado Más negro que la noche, ‘Guten tag, Ramón’ logró atraer a las salas de exhibición a la mitad de los espectadores que la película de horror alcanzó conquistar con mil copias. Por su parte la historia de un mexicano en Alemania, aún con un menor número de copias que la comedia de generación para treintones, atrapó a casi cuatro veces más audiencia; parece que triunfó la historia humana sobre las proyecciones de frustración de un pseudoartista en sus últimos treintas.
Un discurso de parte de la industria cinematográfica, en especial de los creadores, productores y realizadores, es que no se da el tiempo suficiente a las producciones mexicanas para que el público las aprecie y haga una publicidad de boca en boca recomendando la película. Esto demuestra que el tiempo es relativo, que el boca en boca existe y es más rápido de lo que se cree, lo suficiente para enterrar una película en el olvido, no dejarla despegar, o llevarla al éxito. Todo en un fin de semana.
Recuerda que más allá de realizar un texto crítico sobre de las producciones cinematográficas mexicanas, o de caer en escritos académicos cuya profundidad y detalle son para audiencias y lectores especializados, la finalidad de este espacio es informar de manera concisa, de entretener a quien lee y sobre todo de crear consumidores de medios responsables y conocedores de su entorno y su industria. Exija lo que quiere ver y rechace con ímpetu lo que no sea de su agrado, sencillo: no lo pague, no lo consuma.

Si te gustó compártalo, dale like e infórmele a tus redes sociales para que todos estén enterados. Si tienes algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré tus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

Declaración: En cuanto a las imágenes de las películas aquí expuestas, no existe en ningún momento la intención de violar ley alguna en materia de derechos de autor, por lo que se le reconoce a todas y cada una de las productoras y distribuidoras el derecho de las mismas.

¿Qué opinas?