¿Por qué funciona ‘Guten tag, Ramón’? – 5 Razones, por el cine que merecemos ver.

El éxito de una historia humana y
de temas universales.
Así como existe la crítica para la malversación de fondos públicos, empleados en la creación de productos artísticos a los cuales sus creadores llaman cine; hoy existe el aplauso, las quitadas de sombrero y el reconocimiento para aquellos que sí saben cómo realizar un buen producto fílmico de entretenimiento. Guten tag, Ramón, como mejor no me lo pudieron haber comentado en Twitter se resumen en la siguiente frase: Es que la neta la peli de #GutenTagRamon es completamente disfrutable, y que razón tiene el usuario que lo dijo. Desde el año pasado que fui a ver Nosotros los Nobles, no había salido de la sala de cine con la sensación de haber pasado un grato momento después de la proyección de una película mexicana.
Es una de esas veces en que concluye la historia, corren los créditos (incompletos porque te corren de la sala Cinemex), y al salir es como si por 120 minutos hubieses contenido la respiración y te llega un grato suspiro que te regresa el aire, la conciencia y la realidad del entorno. No un suspiro melancólico, un suspiro de impulso, que sirve para tomar aire y retomar la confianza en las producciones nacionales, que aunque ellas mismas sean su peor enemigo con cada cosa que se produce y llega a cartelera, ésta película es la luz al final del túnel, eso que dice: no todo está perdido.
A continuación compartiré con mucho agrado, una serie de puntos, sin intentar reseñar o criticar a la película, de porqué ‘Guten tag, Ramón’ ha logrado triunfar en la preferencia de la audiencia y en la taquilla mexicana.
  1. Eficiencia y economía.  ¿Qué hacen estos términos aquí? Si estas leyendo esto, dices estudiar cine, comunicación o carreras a fines y no comprendes esos dos términos, cambia de carrera. A qué quiero llegar con este punto. La película está contada y montada de manera precisa, no hay partes que sobren ni huecos en la historia. Tiene como diríamos vulgarmente, algo de grasa, pero es de esa buena y rica que le da sabor al corte. Su eficiencia narrativa y su economía visual, llevan a la audiencia a estar en todo momento identificada y presente en la historia. Sufrir, reír y gozar con el personaje. Esto es una industria de emociones y esta producción sabe manejarlas, lo cual crea experiencias gratas en los espectadores, que de seguro están haciendo una buena publicidad de boca en boca.
  2. Sin pretensiones. Guten tag, Ramón, es una historia sencilla, humana, digerible; simple de entender y asimilar. Además, no es una de esas películas que apagan nuestro cerebro por dos horas, sino que lo estimulan. Existen puntos en la historia para reír, otros para reflexionar; es una mezcla exquisita para espectadores activos que gustan ser parte de lo que pasa en pantalla.
Por otra parte, la producción cuenta con temas universales que le dan esa generalidad a la historia para ser asimilada por variados segmentos de mercado. El amor, la ambición, la esperanza, la gratitud, el desprendimiento, el triunfo, la derrota, el miedo. Todos esos temas asoman de vez en cuando por algún punto de la trama y la equilibran en lo que sería un plato gourmet. Si tiene oportunidad pruébelo, antes que lo saquen del menú.
  1. Coproducción de calidad y alto impacto. Salvo el inicio de la película que es un desfile de marcas por eso del EFICINE 226, ahora 189, el filme cuenta con valores y estándares de producción internacional que lo hacen destacar por sobre otras obras locales. No parece una película mexicana. En verdad quiero suponer que las coproducciones deben ser una bendición: de este lado del charco, el dinero lo pone gobierno y todas esas marcas que salieron la inicio de la proyección y el resto lo ponen alemanes buena onda como los de la película. Fuera de broma, lo mejor de estos trabajos en conjunto es la experiencia que obtienen los realizadores, el equipo técnico y el talento mexicano, quienes se empapan de la experiencia internacional y de cierta forma se capacitan para mejorar las próximas producciones que tomen lugar en el país. La idea es hacer cada vez mejor cine en casa.
  2. Personajes y acciones aspiracionales. La película le da atención a varios segmentos de mercado, lo cual la hace atractiva para diversos públicos y no la limita a depender de un sólo tipo de espectadores. Tal y como lo logró Nosotros los Nobles, no importa de qué lado de la balanza estés, puedes ir a disfrutar de esta película, porque con algo o alguien te identificarás y aspirarás entonces, aunque sea por 120 minutos, a ser ese personaje, ser parte de esa historia, vivir a través de la pantalla y olvidarte de todo por ese tiempo que estás sentado en la butaca.
Para ejemplificar esa conexión con el mayor número de audiencia posible, se empleará que, según la Asociación Mexicana de Agencias de Investigación de Mercado y Opinión Pública A.C., AMAI, existen las siguientes clases socioeconómicas en México:
Nivel
Ingreso Mínimo
Ingreso Máximo
A/B
85,000.00+
C+
35,000.00
84,999.00
C
11,600.00
34,999.00
D+
6,800.00
11,599.00
D
2,700.00
6,799.00
E
0.00
2,699.00
Fuente: Niveles Socioeconómicos AMAI, 2005
En base a esta información, y con relación a la historia que narra la película Guten tag, Ramón, se puede determinar que las seis clases socioeconómicas están representadas en la película, y que de las seis, cuatro tienen la capacidad de asistir a las salas de exhibición cinematográfica; obteniendo así, un 66% de cobertura de 100% total posible.
  1. ¿Material para Oscars 2015? Aunque aún falta que estrene Cantinflas, y nos vuelva a robar el corazón este singular personaje, como un muy buen amigo una vez dijo: Una historia donde alguien joven cambie la vida de un adulto, es material para Oscars, Guten tag, Ramón cumple con ese requisito. Es una pena que la academia mexicana tenga un folclore para la decisión en este tema, pero ojalá abran los ojos y dejen de enviar historias amargas de una realidad ya pasada de moda en el país.
Guten tag, Ramón – 2014 – México/Alemania.
Un historia llena de esperanza.
Guten tag, Ramón vale cada peso que usted pagará en taquilla por verla. Ampliamente recomendada para toda la familia y sencillo como gritar al planeta de los artistas y creadores de la última vanguardia cinematográfica en México: este es el cine que queremos y merecemos ver, por ahora, porque exigiremos más y mejores historias, de mayor calidad en sus valores de producción y de alto impacto en la sociedad y las audiencias que las consumimos.
Recuerda que más allá de realizar un texto crítico sobre de las producciones cinematográficas mexicanas, o de caer en escritos académicos cuya profundidad y detalle son para audiencias y lectores especializados, la finalidad de este espacio es informar de manera concisa, de entretener a quien lee y sobre todo de crear consumidores de medios responsables y conocedores de su entorno y su industria. Exija lo que quiere ver y rechace con ímpetu lo que no sea de su agrado, sencillo: no lo pague, no lo consuma.

Si te gustó compártalo, dale like e infórmele a tus redes sociales, para que todos estén enterados. Si tienes algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré tus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

 Palomiando, todos los derechos reservados
Ver más publicaciones.

Declaración: En cuanto a las imágenes de las películas aquí expuestas, no existe en ningún momento la intención de violar ley alguna en materia de derechos de autor, por lo que se le reconoce a todas y cada una de las productoras y distribuidoras el derecho de las mismas.

2 thoughts on “¿Por qué funciona ‘Guten tag, Ramón’? – 5 Razones, por el cine que merecemos ver.

¿Qué opinas?