México, el país de los festivales de cine.

Al 2013 el IMCINE contabilizó 77 festivales de cine en el país.
Aunque las estadísticas indican que un porcentaje bajo de la población es el que acude con frecuencia a las salas de exhibición, México es por excelencia un país de cine, de cinéfilos. Desde la llegada del cinematógrafo de los hermanos Lumière, la famosa presentación presidencial, las primeras filmaciones, hasta la primera muestra pública en la droguería Plateros, el país ha demostrado su embelesamiento por esa máquina mágica capaz de proyectar imágenes en movimiento.
La historia cinematográfica nacional ha dado muchos giros a lo largo de su existencia, convirtiendo en la actualidad a la actividad de ir al cine en algo limitado para unos cuantos. Sin oportunidad en este momento para nadar en las profundas aguas del quehacer cinematográfico del país, cabe destacar para fines de este texto, que las estadísticas gustan de ser irónicas, ya que la realización y la promoción del cine en México, aunque presenta números altos, aún no cumple con el objetivo de satisfacer a un porcentaje mayoritario de la población.
Es entonces donde los festivales cinematográficos nacionales juegan un importante papel para acercar a los actores principales de la industria cinematográfica en México con su público, con el pueblo. Algunos de estos eventos se realizan en ciudades no necesariamente capitales de Estados y que no cuentan con salas comerciales de exhibición, lo que destaca la acción de llevar la experiencia del cine a través de estos eventos a un porcentaje de la población que no cuenta con la facilidad de hacerlo.
Cantidad de Festivales por
Entidad Federativa. IMCINE
Para el año 2013, el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), contabilizó 77 festivales a lo largo del país, un número menor a los 82 del 2012. Sin embargo, lo anterior representa un promedio de 2.4 festivales por entidad federativa, lo que hace de México en verdad, un país de festivales. Si bien la mayoría de estos eventos suceden en el Distrito Federal, veinticuatro son los Estados en total que cuentan con al menos un evento cinematográfico de esta categoría, más los que se añadan en el presente año.
Ya quedó establecida entonces, la importancia cultural de los festivales de cine en México, que son un fiel reflejo de la producción cinematográfica nacional: volumen sobre contenido, pues a este paso a cada película mexicana estrenada en el año le corresponde en promedio 1.3 festivales y de la producción nacional total corresponde 1.63 festivales por proyecto. En materia cultural, que además así reconoce la ley a la cinematografía en el país, los números son excelentes, pero alejémonos un poco de estos datos y concentrémonos en la utilidad real y la razón de existir de un festival
A continuación comparto tres puntos de lo que debería ser un circuito ideal de festivales a nivel nacional.
Festivales por tema
IMCINE.
  1. Un festival ideal. La compleja naturaleza de un festival de cine, radica en el delicado proceso que resulta mezclar los aspectos artísticos y los industriales-comerciales bajo un mismo recinto. Al igual que un gran porcentaje de la producción cinematográfica nacional, los festivales no tienen una temática o rumbo definido, bajo el argumento de no cerrar puertas a los realizadores que quieran presentar un obra, claro, bajo los criterios y lineamientos interpretativos de los organizadores del mismo.
    1. Un festival de cine ideal requiere contacto directo con la industria.
      1. La mayoría de los eventos a nivel nacional, se resumen en muestras artísticas que lograron crear secciones en competencia y premiar un determinado número de proyectos.
      2. Pocos son los festivales a nivel nacional que además de mostrar lo último de la cinematografía mexicana y mundial, logran crear un escenario de intercambio industrial para los realizadores y los representantes del mercado, donde se lleva a cambio la compra-venta de propiedades intelectuales.
    2. El objetivo ideal de un festival radica en tres puntos, de los cuales cumplir con los primeros dos es sobresaliente; contar con los tres lo hace único:
      1. Mostrar las últimas propuestas cinematográficas.
      2. Contar con una sección de intercambio industrial y proyección al mercado.
      3. Involucrar a la sociedad en eventos culturales relacionados a la muestra y acercar a los actores involucrados en la cadena de valor de la cinematografía con su audiencia.
    3. La importancia de las playas.
      1. Los festivales más importantes del país suceden al interior del mismo.
      2. Por historia y tradición, los festivales con proximidad a una playa crean mayor interés y atracción del público a nivel internacional.
      3. Los principales en México son tres:
        1. Los Cabos International Film Festival
        2. Festival Internacional de Cine Acapulco
        3. Riviera Maya Film Festival
  2. Prensa Internacional. México cuenta con más de 70 festivales de cine al año, sin embargo para la prensa internacional sólo existen dos de importancia.
    1. Festival Internacional de Cine en Guadalajara
    2. Festival Internacional de Cine en Morelia
También se puede sumar a la lista el Festival Internacional de Cine en Guanajuato, sin embargo la presencia de los primeros dos sigue siendo superior. Esto debe alentar a los organizadores y responsables del resto de los festivales en el país a buscar mejores estrategias de promoción y lograr posicionarse primero en su localidad y después en el mundo.
  1. Eventos que hay que reconocer y aplaudir. Existen en el país un número limitado de festivales que más allá del mercado y la industria, tiene un peso cultural que supera cualquier otra intención. Aprovecharemos este espacio para hablar de FERATUM, Festival Internacional de Cine Fantástico, Terror y SCI-FI, el cual inaugura su tercera edición la noche de este jueves, 02 de octubre, en la ciudad de Tlalpujahua, en el Estado de Michoacán.
    1. Más de 25 mil asistentes en la pasada edición.
    2. Tlalpujahua pueblo mágico, se convierte por unos días en la ciudad preferida para los géneros de horror, fantasía y ciencia ficción.
    3. La población se vuelca por completo al evento, eso hace de este festival único. La integración y participación de la sociedad es necesaria para que perduren eventos como éste.
    4. La especialidad en género crea una identificación, define al festival y lo posiciona en un segmento y rango de mercado específico.
    5. A los mexicanos nos gusta que intenten asustarnos, este festival es anillo al dedo para satisfacer los gustos de la población y la producción de un genero que difícilmente perderá vigencia.
En México algunos festivales ya están bien establecidos en el imaginario colectivo de la sociedad, otros por su parte dejaron de realizarse por distintos motivos desde el año pasado, sin embargo algunos cuantos nacen y celebran por estas fechas su primera edición, a quienes les deseamos tengan muchas ediciones más. Somos un país cinéfilo, un país de cines y también un país de festivales. Aún falta trabajo por hacer para posicionar a todos y cada uno de estos eventos en la sociedad en la cual suceden y en el mundo, pues al final del día también pueden generar una extraordinaria entrada económica como atracción turística para el país, la promoción cultural mexicana y la imagen de México en el mundo.
¿En qué meses suceden los festivales?
Festivales y número de edición. IMCINE
No olvides compartir este texto con tus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria cinematográfica en México. Si tienes algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré tus comentarios. Que los conteste es otro cantar.
 
Entérate de más sobre FERATUM en su página web.
Ver más publicaciones del blog.

¿Qué opinas?