2014 un año más que atípico. Lo básico de Hollywood.

Entendamos un poco la maquinara de Hollywood, en especial la selección de proyectos vigentes.
Retomando de manera breve el tema que quedó inconcluso el miércoles pasado, y el cual dará para más publicaciones por lo menos de aquí a que cierre el año, en esta ocasión la atención se concentrará en la industria cinematográfica de Hollywood.
Profundizar en la situación actual de la industria fílmica más redituable del planeta, significaría escribir más de tres libros cada uno con un grosor que el simple hecho de verlos espantaría a los lectores, por lo que se intentará resumir de manera muy básica los elementos principales que al día de hoy ponen en jaque a muchos ejecutivos de estudio, productores, distribuidores, exhibidores y en sí, a toda la cadena de valor que forma parte de la gran máquina de sueños llamada industria cinematográfica.
Es bien conocido por aquellos individuos relacionados a Hollywood, que en resumen esta industria no es normal y que para ser parte de ésta hay que ser como ella, raros. La excentricidad, la creatividad y en algunos casos la locura son algunos de los elementos que se encuentran hasta en las mentes más cuadradas del medio, quienes generalmente son los ejecutivos de estudio, directores de mercadotecnia entre otros puestos que ahora son protagónicos para que una producción cobre vida y llega a los espectadores.
¿Cómo entender entonces aquello que no es normal? Se debería explicar la evolución de los distintos modelos o sistemas de negocio por los que ha pasado Hollywood, para entonces poder hacer una comparativa y comprender la anormalidad actual, sin embargo en esta ocasión nos limitaremos en decir que el Hollywood de corazonadas, de correr riesgos, de apuestas a ciegas y de innovación en sus propuestas narrativas ha quedado atrás y hoy el nuevo orden se concentra en la máxima reducción de riesgos de inversión y la mayor frialdad posible al momento de seleccionar los proyectos que pasarán a los sets de grabación.
En los siguientes puntos, se comparte cómo opera al día de hoy el reino de Hollywood y quienes son sus monarcas.
  1. Directores de Marketing. Estos personajes pueden ser representados como esos misteriosos consejeros del rey, quienes se encuentran presentes en todas las juntas de pitch de proyectos. No se encuentran de manera pasiva en estas reuniones, por el contrario son ofensivos, hablan por el rey, y tienen la última palabra en la decisión sobre qué película se habrá de producir y cuál pasará a los archivos de los estudios o a la trituradora de papel. Además, vienen en pares.
    1. Director de marketing internacional. Estará consternado y empujando por que la propuesta que sea que se vaya a producir cuente con talento que sea atractivo para las audiencias internacionales, en especial para la asiática que es la que mayor ingresos genera para la industria.
    2. Director de marketing nacional. Buscará un balance entre la necesidades del mercado internacional y el nacional. La taquilla estadounidense sigue siendo el parámetro principal para medir el éxito de una producción en los mercados internacionales, por lo que un bajo desempeño o mala prensa en casa puede repercutir en cómo funcionará la película fuera de los Estados Unidos. Lo anterior pone a ambos directores de mercadotecnia en disputa interna, la cual después tendrá que resolver el productor.
    3. Entre ambos se escucha de manera frecuente la siguiente frase dirigida al productor del proyecto: Tú haz la película, nosotros te diremos cómo venderla.
  1. Director del estudio. Este es el Rey, palabra que debería ir entre comillas, pero que por algo sigue existiendo ese puesto que en los últimos años ha mutado al grado de no saber con precisión mucho sobre el mismo, más que él o ella tienen que reportar a los grandes consejeros/dueños del conglomerado. En un inicio tienen la responsabilidad de establecer una cartera de proyectos acorde a las tendencias del estudio, que sea de interés para inversionistas y que no representen pérdidas económicas para el conglomerado, crean grupos de financiamiento, eligen a sus productores ejecutivos clave y ponen el cuello cuando alguna cabeza tiene que rodar.
    1. De la televisión al cine. En la actualidad la mayoría de los directores de los estudios de Hollywood provienen del mundo de la televisión. La premisa es básica, además del trabajo administrativo que les corresponde, estos elementos provenientes de la pantalla chica se han vuelto codiciados por la industria cinematográfica en especial para la generación e innovación en los modelos de negocio, donde se buscan nuevas ventanas de comercialización y ahorro en los esquemas de producción.
    2. Durante la reuniones de pitch, parecen ausentes de las mismas, y apoyan lo que establezca como prioritario sus consejeros de marketing. Resguardados por sus productores ejecutivos preguntarán primero por el dinero y el talento artístico antes que por la historia que propone la película.
  2. Productores Ejecutivos. Estos son los peones, los que van en la avanzada. Siempre protegerán los intereses del estudio, en especial los de su jefe, el director de los mismos.  Su enfoque será en todo momento económico y no dudan en lanzarse a aniquilar cualquier obstáculo que impida los objetivos del director del estudio, los cuales fueron establecidos por los responsables de marketing.
    1. Sólo se pueden encontrar en una sola versión, generalmente no son individuos que saben de cine, pero sí de negocios, finanzas, administración y un poco de leyes de la industria del entretenimiento. Hoy podrás ver a uno y mañana a otro y no sabrás si son dos distintos o el mismo, no importa, son todos iguales por dentro.
Las distintas crisis que Hollywood ha vivido en los últimos años lo llevaron a crear a los personajes que se describieron arriba, pero este modelo esta demostrando no ser sustentable a largo plazo. Cada vez producir es más caro y aunque reduzcan los costos por proyecto la inversión que se hace en cuestiones de mercadotecnia para posicionar a una película en la preferencia del público es cada vez mayor, lo que repercute en puntos de retorno más alejados a lo necesario.
Para el cierre de 2014, se pronostica una caída de casi $1 billón de dólares, que son $1000 millones de billetes verdes, si las industrias creativas siguen reportando crecimientos anuales, ¿a dónde se fue ese dinero? Hoy en día, la pregunta que las mentes responsables de los negocios en Hollywood buscan responde es la siguiente: ¿cómo transformar los dólares análogos, en centavos digitales? Se lo llevan ustedes de tarea. Más de este anormal caso en las próximas publicaciones.
No olvides compartir este texto con tus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria cinematográfica en México. Si tienes algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré tus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

Alonso Valdés Morales
Ver más publicaciones del blog.

One thought on “2014 un año más que atípico. Lo básico de Hollywood.

¿Qué opinas?