2014 un año más que atípico. México en la dinámica cinematográfica internacional.

Palomiando, todos los derechos reservados.
Al cierre del tercer trimestre de 2014, la baja en el desempeño general de la industria establece un punto de análisis para prospectar los años venideros de la cinematografía nacional e internacional.
Son muchas las variables que hacen poner bajo la lupa el desempeño general de la cinematografía nacional e internacional en este año que prepara su cierre. Algunos anhelan que ya termine el 2014, otros conservan la esperanza de rescatar algo en estas últimas semanas, lo que se debe estudiar con cautela no son los síntomas que marcan la baja de la afluencia de los espectadores a las salas de exhibición, sino el porqué del cambio en el modo de consumo por parte del público y qué en específico los aleja de los cines.
Las industrias creativas en general siguen acumulando decentes porcentajes de crecimiento en el panorama internacional, esto establece que los consumidores están dirigiendo su gasto en materia de esparcimiento a otros sectores del entretenimiento que no son las salas cinematográficas. Como ya se mencionó en una publicación anterior, la cual podrán encontrar al finalizar este texto, pareciera que la industria del entretenimiento fílmico a nivel internacional programó en específico este año en cuestión, 2014, para reestructurar su oferta de contenidos, ya que desde 1997 no se tenía registro de un año con resultados tan limitados como éste, en especial durante el verano, temporada que por tradición es la que más flujo genera para las salas de exhibición.
Por otra parte, se pueden contrastar interesantes datos y comportamientos de consumo, en especial del público mexicano, en relación al periodo en curso, el cual parece hasta el momento ser favorable para la industria local, pero accidentado para los productos de origen extranjero. Este escenario es más flexible de lo que se piensa y es muy seguro que se invertirá en el 2015, cuando las más grandes franquicias de Hollywood inunden las pantallas de los complejos de exhibición en el país, algunas de las cuales fueron re-programadas de este año al siguiente.
Algunos cuantos supieron aprovechar la ventana de oportunidad y tomar ventaja del vacío que las débiles propuestas de éste año dejaron en la oferta en cartelera. México por su parte, no se quedó atrás y saturó con marcada presencia de cine nacional los complejos cinematográficos, arriesgando de forma decidida a competir incluso con estrenos de peso de manufactura extranjera. Como ya es costumbre en el país, la situación de ciertos sectores industriales depende del panorama internacional el cual estos mismos atraviesen. Si hay crisis, México está en crisis; si hay pandemia, México es parte de ella; si la industria cinematográfica se desploma, ¿adivinen que sucede en México? La teoría indicaría que también la industria en el país se desplome y los datos duros pueden comprobar la postura, sin embargo el cine de manufactura nacional logra un triunfo relativo, por lo menos al reencontrarse con su público.
A continuación se comparten algunos puntos que hacen de este 2014 un año más que atípico, sino muy interesante para prospectar el futuro de la industria cinematográfica.
  1. Re-programación de la Industria cinematográfica internacional. De manera anticipada, planeada y en algunos casos, sólo por seguir la corriente, muchos de los grandes estrenos esperados para 2014 fueron re-programados para 2015 o 2016. Es evidente que el impacto se sintió en el año en curso, ya que esta re-programación dejó sin contenidos de alto impacto a los exhibidores, lo que creo huecos en la programación de la oferta del año en curso. Se debe aclarar que estos huecos fueron en relación a productos de grandes expectativas, huecos de oferta atractiva, ya que el 2014 hasta la fecha ha presentado más estrenos que 2013. Se retoma entonces la premisa que a más oferta no necesariamente más demanda.
    1. Quien vea la oportunidad que la tome. Ese fue el caso de 20th Century Fox, la cual parece no se enteró de la re-programación para 2015, lo cual le resultó muy favorable ya que se posiciona como la distribuidora que más ingresos ha generado en el país. Aún y los éxitos y récords que establece la Fox en México, éste año sigue resultando a la baja, donde lo que será interesante es precisar los verdaderos escenarios de caída, pues la taquilla puede mantenerse o incluso aumentar sus números de recaudación, pero la afluencia del público disminuye de manera no proporcional.
    2. El éxito del cine mexicano, ¿mito o realidad? Consciente o inconscientemente el cine mexicano vio la ventana de oportunidad que la falta de contenidos atractivos por parte de Hollywood creó. Como desde hace años no se tenía registro, las producciones nacionales inundaron las marquesinas y no sólo en cantidad de títulos, sino en cantidad de pantallas, lo que establece una distribución para las producciones locales sin precedentes. Lo que durante 2014 logra el cine mexicano es reencontrarse con su público, sin embargo en la relación del número total de estrenos en contraste con el desempeño obtenido a su paso por las carteleras del país, la producción cinematográfica local deja todavía áreas de oportunidad que se deberán trabajar el próximo año.
  1. Primero el fútbol antes que cualquier otra cosa. A diferencia de otros países en donde la falta de propuestas cinematográficas de calidad alejaron al público de los cines, en México se debe añadir el factor Mundial de Fútbol Brasil 2014. ¿Tengo que detallar más? Si era o no penal, este tipo de eventos paralizan al país, el cual se vuelca su atención al balompié. Este argumento puede ser útil para algunos, pero analizado a detalles, no debió haber impactado de forma drástica en el comportamiento de la audiencia, ya que aunque la función de cine chocara con la transmisión del evento deportivo, existen más horarios en el día durante los cuales se puede asistir a ver la película. Es aquí donde se puede considerar la entrada de México a la dinámica cinematográfica internacional, ya que son más factores los que se deben de estudiar del porqué este año el público se alejó de las salas de exhibición.
  2. Reformular el modelo de negocio. Lo que en la actualidad vive Hollywood es conocido por los estudiosos como La decadencia de la narrativa. Esta época en donde los efectos especiales son más importantes que la historia que se cuenta a través de las imágenes, ha propiciado un desgaste en el público, el cual está dispuesto a consumir determinados productos de franquicias específicas, lo que hace que las audiencias se vuelvan más selectivas en el tiempo que invierten a ver contenidos de entretenimiento, además estos blockbusters no llegarían a representar ni el 10% de la oferta anual total que se otorga a los consumidores en el año, por lo que aun quedan muchas salas que llenar. Ante la evidencia que el público se aleja de los circuitos de exhibición, ¿cuáles son algunas de las opciones de la industria para reactivar el tráfico de audiencias?
    1. Revivir franquicias. Al principio parecía buena idea, luego se convirtió en algo gracioso, hoy no sé si reír o llorar. Ante la necesidad de ofrecer contenidos atractivos y de calidad, pero sin el riesgo de invertir en nuevas propuestas, Hollywood se ha dado a la tarea de revivir franquicias que en algún momento ya habían logrado un decente y honorable final. Regresará Jurassic Park, Terminator y otras más. Está bien que nos gusten las secuelas, pero más de cinco, seis o siete entregas de un mismo punto de origen es abuso.
    2. Apuesta a propiedades intelectuales probadas. No hay de qué preocuparse si se acaban las buenas franquicias para revivir, para bien o para mal existen más libros que películas, por lo que es cuestión de tiempo en que algún ejecutivo de estudio se tope con alguna buena premisa en el libro que compró en algún aeropuerto o que alguien le recomendó. Esto no para en los libros, al final del día todos los sectores de las industrias creativas son de alguna u otra forma parientes, por lo que también existen videojuegos que pueden ser llevados a la pantalla grande, ¿ya se mencionó obras de teatro?, todo lo que se les ocurra que sea una buena historia, incluso aunque no lo sea, puede llegar al cine.
    3. Contenidos originales. Una práctica que se ha ido perdiendo al grado de ser casi una actividad extinta, es la de apostar por obras originales, éstas generalmente se conocen de manera simple con el término industrial  de cine independiente. Una completa reestructuración industrial por parte de Hollywood surgiría en la apuesta por nuevos contenidos, historias con la capacidad de atrapar al público, cautivarlo y que sean producibles por un presupuesto modesto. Este tipo de escenario fue el que propició el surgimiento de Steven Spielberg.
    4. Producciones locales. A falta de pan tortillas. Los grandes estudios de Hollywood, de la manera más astuta que se les pudo haber ocurrido encontraron en las producciones locales de cada país en la cual tiene representación un barco salvavidas. Ante la creciente importancia de los mercados internacionales para la industria cinematográfica de los Estados Unidos, y debido a los bajos resultados y altos costos de las producciones de Hollywood, estos han encontrado en las películas locales una ventana de oportunidad para generar ingresos como Distribuidores y co-productores. Grandes ejemplos tiene México: Nosotros los Nobles  es el mejor y en algún punto futuro explicaremos porque es la mejor película de los últimos 20 años en el país, le guste a quien le guste y le duela a quien le duela. Guten tag, Ramón sería el mejor segundo ejemplo.
Los tres actores base involucrados en la industria cinematográfica, me refiero a quienes producen, distribuyen y exhiben, debieron aprovechar este descanso programado para 2014, y replantear y reformular cada quien su modelo de negocio, el cual tendrá que incluir en su esquema de concepción una base de flexibilidad, lo que le permitirá adaptarse a los constantes cambios que propicia la inminente y ya presente era digital.
El próximo miércoles, continuaremos con el análisis del atípico año 2014, el cual se podrá considerar como un antes y un después para la industria cinematográfica internacional, en donde por lo menos el modelo de negocio y las estrategias de Hollywood irán quedando al descubierto, lo que propiciará para la próxima década, sino es que antes, una nueva reformulación en la atracción de audiencias y los puntos de retorno. ¿Cómo enfrentarán los exhibidores tradicionales la penetración de las plataformas de consumo digital, que en parte hacen que el público consuma contenidos en casa y ya no tanto en las salas de cine?
En la próxima entrega se mostrarán datos duros sobre la situación por la que atraviesa no sólo la cinematografía nacional, sino en específico la internacional, ya que es en base al reflejo de ésta última que se actúa de forma local. Con algunos años de retraso, pero como fieles seguidores, México pasará a ser parte de las nuevas tendencias de consumo de contenidos, por lo que no necesariamente este año a la baja en asistentes se deba al mundial de fútbol, tampoco al desgastado modelo de contenidos de franquicias, se puede estar ya dando el caso en que los mexicanos prefieren quedarse en casa y ver sus historias favoritas a través de una televisión, que desde las salas de exhibición tradicionales.

No olvides compartir este texto con tus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria cinematográfica en México. Si tienes algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré tus comentarios. Que los conteste es otro cantar.
Alonso Valdés Morales
Ver más publicaciones del blog.
Publicaciones relacionadas

El triunfo del cine mexicano, ¿mito o realidad?
Los indestructibles 3 – Un buen ejemplo. O, la oportunidad para el cine mexicano de ser exhibido.
Último trimestre de 2014 – ¿Un año planeado a la baja?

3 thoughts on “2014 un año más que atípico. México en la dinámica cinematográfica internacional.

¿Qué opinas?