Hollywood, fiebre de franquicias. Diagnóstico: secuelitis.

Palomiando, todos los derechos reservados.
Estas son las mejores secuelas que Hollywood ha entregado al público, y a nosotros nos encantan.
En esta ocasión, la publicación dará pie a comentar sobre un concepto muy poco atendido en la industria cinematográfica mexicana, pero que la industria del entretenimiento en los Estados Unidos maneja con un nivel de experiencia elevada, no hablo en específico de las franquicias o las secuelas como se menciona en el título, sino del concepto de riesgo.
De manera rápida y sencilla se debe entender que todo negocio conlleva un riesgo y que la industria cinematográfica es de las que más alto riesgo implica para sus involucrados en la cadena de valor; inversionistas, productores, distribuidores o incluso exhibidores, ya que si alguno de los elementos falla, pone en riesgo la integridad total del proyecto en cualquiera de sus etapas.
Ante la crisis que golpeó a la industria de Hollywood por el paro de escritores entre el 2007 y 2008, además de la recesión financiera de los Estados Unidos en 2009, la industria cinematográfica de los Estados Unidos no podía permitirse el lujo de invertir en producciones que representaran un alto riesgo en su modelo de negocio, por lo que se optó por películas de fórmula comercial que además permitieran más de dos entregas por título, por lo que se decidió invertir en franquicias que permitieran la creación de secuelas y demás productos derivados de un contenido o medio específico.
De opiniones encontradas,
esta entrega del Caballero
de la Noche, es de las mejores
secuelas de Hollywood.
En el afán de reducir lo más posible el riesgo y maximizar las ventanas de comercialización de un producto, los grandes estudios de Hollywood detuvieron su inversión a propuestas artísticas e independientes para concentrar sus recursos en los blockbusters de peso internacional y la búsqueda específica de propiedad intelectuales probadas con éxito en algún otro medio para adaptarlas y llevarlas a la pantalla grande. En parte, y sin que esto cree una desviación en el tema, es por lo anterior que el cine independiente se encuentra agonizante, en especial en los Estados Unidos, lo que propicia una falta de variedad en la oferta de contenidos, además de los nuevos modelos de consumo de medios por parte de la población, lo que ha generado una caída en la afluencia de público a las salas de exhibición, por lo que los costos productos de Hollywood buscan nuevas ventanas digitales para su monetización, la cual ya no proviene de la venta de DVDs o Blu-Rays.
Si nos adentramos en el purismo de los términos y los conceptos, definir un franquicia resultaría complicado y en cierta medida sería un repelente de lectores, por lo que en vez de darles la definición del diccionario, explicaré a grandes rangos lo que para Hollywood es una propiedad intelectual con capacidades franquiciables. Si tienes una idea de la cual se puedan derivar: monitos, juguetes, ropa, vasos, videojuegos, libros, comics, parques temáticos o cualquier otro producto vendible a demás de una películanos interesa -, diría Hollywood, para ellos eso es una franquicia, algo que se puede vender más allá de la sala de cine.
Considerada mejor que la
primera entrega, Terminator 2
es una de las mejores
secuelas de todos los tiempos.
Lo mejor de James Cameron
Y entonces, ¿por qué surgen tantas secuelas? Las secuelas son un elemento más de la gran franquicia y cuya finalidad principal es recordar la existencia del resto de los productos, por lo que las nuevas entregas de las películas posteriores a la primera, es decir sus secuelas, funcionan como una venta adicional de mercadotecnia para la venta del resto de los artículos relacionados a la propiedad intelectual y permiten una renovación del producto y la imagen franquiciada.
En palabras de mis amigos del país vecino del norte, no se debe dejar de explotar una franquicia hasta que ésta ya no de un dólar de ganancia, por lo que el próximo año tendremos una nueva entrega del Parque Jurásico, que ahora será Mundo Jurásico, y se prepara la siguiente película de Terminator. Por su parte, propiedades intelectuales con éxito previamente probado, también han hecho y seguirán haciendo acto de presencia en la taquilla, que en sí la adaptación es una de las costumbres más antiguas de la industria, ya que muchas de sus ideas provienen de algún otro medio, en especial del teatro y la literatura.
Lo anterior es importante para reducir el riesgo que conlleva hacer una producción cinematográfica y también para otorgar a los espectadores un producto seguro y que cree atención y confianza para su consumo en salas de exhibición comercial, las cuales además de ser una venta más de mercadotecnia para la totalidad de la franquicia, el desempeño que la película tenga en taquilla repercute en el futuro desempeño del resto de los productos derivados en el mercado.
Tomemos como ejemplo los resultados a nivel local computados durante 2013 en los Estados Unidos, ¿cuáles son las películas más vistas y más taquilleras? La siguiente lista no tiene un orden estricto en cuanto a ingresos registrados en taquilla o butacas vendidas.
    1. Una secuela basada en un comic.
Iron Man 3
    1. Una secuela basada en un libro.
Los juegos del hambre: En llamas
    1. Una secuela basada en una caricatura.
Mi villano favorito
    1. Una secuela basada en un comic.
El hombre de acero
    1. Secuela basada en caricatura.
Monsters University
    1. Animación original.
Frozen*
* Inspirada en La reina de las nieves de Hans Christian Andersen.
    1. Una historia original no animada…
Gravedad
    1. Secuela de una secuela, que es secuela de otras dos secuelas.
Rápidos y furisos 6
    1. Precuela basada en un libro.
Oz el poderoso
    1. Secuela basada en un relanzamiento de un programa de TV.
Star Trek Into Darkeness
    1. Secuela basada en un comic.
Thor: The Dark World
    1. Película basada en un libro.
Guerra Mundial Z.
    1. Secuela basada en un solo libro.
El Hobbit: la desolación de Smaug
Se debe tener en consideración, que estas películas cuyas campañas de marketing y posicionamiento en salas de cine cuentan con un presupuesto igual o mayor a la mitad de su costo de producción, no son productos del todo impuestos al consumo de los espectadores, sino que son filmes creados por la decisión del mismo público, ya que de no verlas no se harían. Es cierto, ya que conozco a algunos individuos, que cierto nicho de audiencia está en contra de este tipo de propuestas cinematográficas, pero no pueden culpar a la gran maquinaria de Hollywood, ellos al final del día producen para esa mayoría que va y calienta los asientos en las salas de exhibición comercial.
En los últimos treinta años, la industria de Hollywood ha cambiado de modos drásticos y repentinos que incluso algunos todavía no terminan de adaptarse a los nuevos escenarios cuando estos de nuevo son distintos. Por ejemplo, en el año de 1981, de las diez películas más populares en los Estados Unidos: dos fueron secuelas, una adaptación y las siete restantes propuestas originales, para el 2011; treinta años después, el Top10 contenía: dos adaptaciones, ocho secuelas y cero entregas originales.
Toy Story 2 – Una de las
secuelas más importantes
de Hollywood.
Las secuelas y los productos con capacidad de convertirse en franquicias, son de gran importancia no sólo para la industria, sino también para los espectadores ya que para ambas partes significan un territorio de seguridad en materia de producción y consumo. Para los estudios de Hollywood significa pronosticar una relativa estabilidad en un periodo considerable de tiempo, por ejemplo: de 2001 a 2011, La saga de Harry Potter procuró un bienestar de fluidez económica para Warner, mientras que del mismo año a la fecha, siguen presentes propuestas derivadas de Rápido y furioso, El planeta de los simios y demás productos que no ha mostrado una frecuencia de entregas como las mencionadas, pero que preparan su regreso para los próximos años: Star Wars, Jurassic World, Terminator, Piratas del Caribe, entre muchas otras más.
Al público le encantan las buenas secuelas y no ha sufrido desencantos con las precuelas, por lo que al final del día acudimos a las salas, las abarrotamos y disfrutamos de una buena y conocida historia. Hasta que eso no deje de pasar, que no nos sorprenda la próxima entrega de Tiburon, Rocky, Rambo, Blade Runner, y cualquier otra producción que creían ya había tenido un final digno, no se preocupen, Hollywood es experto en la resurrección de los muertos, en todo el más amplio sentido del concepto.

No olvides compartir este texto con tus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria cinematográfica en México. Si tienes algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré tus comentarios. Que los conteste es otro cantar.
Alonso Valdés Morales
Ver más publicaciones del blog.
Publicaciones relacionadas