Las mujeres pueden ser el futuro de Hollywood.

Todos los derechos reservados.
Esto es sólo una muestra del Girl-power en la industria de Hollywood. El futuro apenas comienza.
En los últimos años, en un caso que para la industria de Hollywood se podría determinar como un hecho reciente y sobre el cual se podría comentar: en verdad a nadie se le había ocurrido antes, se reconoció por parte de dos directivos de los grandes estudios, el poder del rol femenino para el futuro de la cinematografía.
Como es costumbre, se abordarán los puntos críticos que sustentan la atención que la industria del entretenimiento fílmico a nivel internacional está depositando en las mujeres, no se pretende detallar en temáticas de estudios sociales o culturales debido a que este no es el espacio para ello y bien corresponde a los expertos en la materia profundizar las hipótesis aquí planteadas ya sea para sustentarlas o descartarlas.
Lo que se rescatará en esta publicación es la documentación de un fenómeno que aunque bien puede ser temporal, afecta el desarrollo actual de los procesos en la industria cinematográfica, por lo cual su conocimiento y vigencia son de importancia para la toma de decisiones en los distintos niveles del quehacer audiovisual ya que a estas alturas resulta sesgado sólo hablar del cine e incluso la televisión como únicas plataformas de contenidos para el entretenimiento. Sin embargo el enfoque del presente texto se delimitará a Hollywood y podrá el lector extrapolarlo a su conveniencia para el medio que crea necesario.
Los siguientes puntos ejemplificarán el porqué la industria cinematográfica internacional concentrará sus fuerzas y pondrá atención en el rol protagónico que juegan las mujeres para el futuro de Hollywood.
En lo que refiere al interior de la industria
  1. Personajes femeninos protagónicos. En cuestión de los últimos seis años se desató un fenómeno que no había tenido un claro precedente en Hollywood. Aunque los roles protagónicos estelarizados por mujeres no es algo nuevo, el tipo de personajes que en la actualidad encarnan las principales actrices de la industria tienden a ser de un carácter fuerte, de liderazgo activo y muestran una independencia propia relacionada a la evolución, si así se le puede llamar, de los roles sociales femeninos, mismos que darán justificación a uno de los puntos que se abordarán más adelante.
  2. Franquicias y secuelas basadas en mujeres como protagonistas. Para Hollywood fue un afortunado accidente, a partir del estreno de la saga de Crepúsculo se percataron no sólo del poder de atracción de este tipo de producciones, sino de un gran y hambriento mercado ávido por consumir productos hechos especialmente para éste, mujeres adolescentes de 12 a 17 años para ser exactos, las cuales además rompen con esquemas sociales tradicionales y buscan satisfacer de manera independiente sus necesidades de consumo. Dichos de la industria del entretenimiento en los Estados Unidos, afirmaban que el 2012 era el peor año para comenzar otra saga de protagónicos femeninos como heroínas, pero al parecer Katniss Everdeen los hizo tragarse sus palabras, en especial a muchos de los fanáticos de las franquicias y secuelas para hombres. Los juegos del hambre se ha convertido en una de las sagas más importantes de los últimos años en donde  la protagonista es una joven que lucha por su supervivencia y la liberación de su pueblo, y también por el primer lugar de la taquilla local y los primeros lugares en la taquilla mundial.
  3. Películas basadas en obras previas de autoras y dirigidas por mujeres. La industria de Hollywood ha tenido la fortuna de contar entre sus filas con talentosas mujeres en distintas áreas de la producción. Vestuaristas, diseñadoras de arte, guionistas, productoras, directoras, el puesto que imaginen ha sido ocupado y ejecutado por el género femenino en ocasiones mejor que el género masculino, pero no  despertemos otros temas y dilemas. A partir de la mitad de la década de los 90s, e incluso nos podemos remontar hasta la década de los 80s con la industria musical; pero ese es otro caso de estudio, las mujeres comenzaron a dar pasos acelerados para establecerse como figuras de liderazgo y poder dentro de la industria, consagrándose para este caso específico en 2001 con el estreno de Harry Potter y la piedra filosofal, película basada en la obra de la autora británica J. K. Rowling y que se coronó en ese año como la película más taquillera. Aunque estas novelas tienen a un protagonista masculino y las películas fueron dirigidas por hombres, la propiedad intelectual es femenina y dio pie a la creación de una nueva generación de lectores, en especial mujeres jóvenes que son base para el éxito de Crepúsculo y Los juegos del hambre, ambas producciones basadas en obras literarias homónimas y que han contado, por lo menos en el caso de Crepúsculo, con la visión de una directora para llevarlas a las pantalla grande.
  4. Los estudios de Hollywood a cargo de poderosas mujeres. Este punto tampoco es nuevo, porque de no ser por grandes visionarias como Sherry Lansing de los estudios Paramount de la década de los 90s, películas como Titanic no habrían logrado ver la luz de los proyectores. Por más masculina y cerrada que sea la industria, Hollywood siempre ha necesitado de mujeres inteligentes que tomen decisiones y eso, hoy más que antes.
En lo que refiera al poder del consumidor
  1. Mayor asistencia al cine por parte del público femenino. Aunque la frecuencia de asistencia por parte del público masculino sigue siendo mayor, las mujeres representan el 52% de público que asiste al cine con regularidad en los Estados Unidos. Por su parte, aunque los hombres representan el 48% restante, éstos últimos acuden más veces a las salas de exhibición debido a la oferta que la cartelera programa, donde la mayoría de los productos se concentran en ese mercado. En lo que refiere a la venta de boletos, ésta se encuentra equilibrada entre ambos géneros, ya que el 50% respectivamente toma decisión y acción por la selección en las marquesinas.
  2. Poder de decisión. El punto anterior da pie para establecer éste segundo escenario. Aunque los hombres van con mayor frecuencia al cine, la adquisición de entradas en taquilla se encuentra balanceada, por lo que se puede suponer que el poder adquisitivo se ha equilibrado, donde  las mujeres no sólo pagan por los boletos de cine, sino que deciden qué película se verá, aunque vayan en menos ocasiones a las salas de exhibición. Esto permite establecer que en relación a las películas más populares en los Estados Unidos durante 2013, el flujo por género a estas producciones está en 50% respectivamente, aunque con clara evidencia que no todas las películas tiene en mismo tráfico de espectadores, por lo que resalta la participación masculina en la salas de proyección.
  3. Nuevos roles sociales de la mujer. En los Estados Unidos el género femenino se ha convertido en la principal fuente de ingreso y sustento para los hogares, lo que aumenta el poder de toma de decisiones y la capacidad adquisitiva de las mujeres. En otros escenarios, cuando no se es jefa de familia o sustento de algún dependiente, las mujeres han desarrollado una independencia tal que les permite destinar recursos para la satisfacción de sus necesidades de entretenimiento y esparcimiento, algunas lo han encontrado en el cine, otras están por encontrarlo en las futuras entregas que Hollywood prepara pensando en ellas.
En 2012 los grandes estudios de Hollywood recibieron un golpe de agua helada y se percataron de la necesidad e importancia de satisfacer a un mercado específico más. Después del éxito de Crepúsculo y  Los juegos del hambre, el vicepresidente de Lionsgate Michael Burns declaró en una conferencia de productores en junio de ese año: “creemos que hay una enorme oportunidad en los roles protagónicos femeninos”, y cómo no decirlo cuando el estudio es responsable de dar vida a Katniss, “nos concentraremos en el negocio de Jennifer Lawrence”, concluyó. Por su parte, la productora de esta saga que aún tiene un entrega pendiente para el 2015, dijo en aquella misma conferencia: “El futuro de Hollywood se encuentra en las franquicias femeninas, y Hollywood fue muy estúpido para no darse cuenta antes”. Es un debate que sigue tomando forma en las oficinas de los estudios, pero que al fin tiene un nuevo elemento en el radar que no se darán el lujo de ignorar, el poder de las mujeres.
Hasta aquí dejaremos este tema por el momento, regresaremos cuando la ocasión lo amerite. Lo importante es que por ahora se ha logrado establecer la importancia y el rol que jugará el género femenino en los próximos años para el futuro de Hollywood. No olviden compartir este texto con sus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria cinematográfica en México. Si tienen algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré sus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

5 thoughts on “Las mujeres pueden ser el futuro de Hollywood.

  1. La industria de Hollywood ha tenido grandes películas de cine, y buenos actores y actrices. Pero, pese a ello, la industria de Hollywood nunca se lo ha puesto fácil a las mujeres.
    Me explico. Sólo hay que leer estos libros: La Biblia, El Mito de la Diosa, La Historia de las Mujeres en Occidente, desde la antigüedad hasta el siglo XX. También hay que leer libros sobre los crímenes cometidos por mujeres, para conocer el lado oscuro, siniestro de las mujeres asesinas.
    En España, tenemos a los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós.
    Hay que ir haciendo listas, en base a todos esos libros, para hacer listas en el ordenador sobre los papeles para actrices, para actores. Una vez elaboradas esas listas, hay que investigar la industria de Hollywood, desde que fundaron la empresa, sobre finales del siglo XIX hasta el año 2014, y elaborar listas sobre los papeles para actrices, para actores. También hay que poner una breve descripción del papel que representa el actor, la actriz, y de la edad.
    Y una vez elaboradas esas listas, se comparan, y que cada uno saque sus propias conclusiones. Es evidente, con estas pruebas en la mano, que los papeles para actores, para actrices podrían ser mucho más numerosos, interesantes y variados.
    Y esto, en mi opinión, es verdadero feminismo; no esa estupidez de las guías de idioma no sexista, que no hacen más que liar. Porque, para escribir Escuela de Artesanía, o Escuela de Enfermería, o Colegio de Ingeniería, no hace falta ninguna guía de idioma no sexista.
    Por cierto, no me agrada la ley de violencia de género. En todo caso, hubiera sido mucho mejor haber aprobado una ley de malos tratos, o de violencia doméstica, mucho más moderna, e integral.
    Por otro lado, la industria de Hollywood, se está quedando anticuada, y muy pequeña. Porque, hay un terreno, para filmar historias, diferentes, donde no ha querido meterse, porque es una industria muy conservadora.
    Pero, sino lo hace Hollywood, otros lo harán.
    Claro que el éxito de una película depende de otras variables; del presupuesto que tengan, de lo que se quieran gastar en asesores históricos. Del talento para dirigir que tenga un director o directora de cine.

    1. Delfinatos,

      Muchas gracias por tu comentario y aportación. Tus palabras reflejan una gran capacidad de análisis e investigación en la materia. No dejes de profundizar en el tema, pues es mucha utilidad.

      Te invitamos a seguir participando en el resto de las publicaciones que podrás encontrar en la sección del Blog de Palomiando.

      Saludos!

¿Qué opinas?