Contenidos, contenidos, contenidos.

Palomiando, todos los derechos reservados.
Contenido por demanda superior Vs. Contenido generado por usuarios. Al final del día la respuesta es una mayor demanda de contenidos.

 

 

A lo largo de la vida de Palomiando se ha concentrado la atención en el tema de la industria cinematográfica, su distribución, exhibición y algunos puntos claves sobre la producción nacional. En esta ocasión se hará referencia a la oferta y la demanda de los mismos y cómo esta conjunción se ve afectada en los escenarios futuros que el mercado y los consumidores van dibujando para los medios.

La última década ha sido testigo de importantes cambios en el consumo de contenidos para el entretenimiento. Lo que alguna vez se limitó a las películas, la televisión y los sistemas de reproducción en casa, al día de hoy se encuentra diversificado en una amplia variedad de opciones para la demanda y la oferta, lo que quiebra la cabeza de algunos cuantos analistas de la industria, sobre todo aquellos que crecieron en ambiente tradicional, el cual ha evolucionado a tal grado que parece extinto.

El próximo 14 de febrero se cumplirá una década de la creación de YouTube, empresa que iniciaron en 2005 tres ex-empleados de PayPal y que un año y medio después fue adquirida por Google quien pagó $1.65 billones de dólares. Al día de hoy, esta página de Internet es responsable del diecisiete por ciento del tráfico en la red  de los Estados Unidos y tiene planes para capturar más atención de usuarios en los próximos años.

Por su parte Amazon, que en la última entrega de los Globos de Oro llamó la atención al conseguir dos premios con su producción hecha en casa de nombre Transparent, comienza con el pie derecho su lucha por acaparar una parte del pastel. En un esfuerzo que tiene relativamente poco tiempo de estar en función a los usuarios, al año pasado la plataforma de contenidos de esta empresa especializada en ventas por internet, logró casi un 5% del tráfico en la red.

Quien sigue siendo al día de hoy sin duda el rey de reyes en el consumo de contenidos a través de una plataforma digital es Netflix, esta plataforma digital acapara casi el 60% del tráfico generado en la internet de los Estados Unidos y al igual que sus competidores analiza las futuras alianzas estratégicas para llegar a más espectadores en el presente año.

Hasta el momento sólo se mencionarán estos tres ejemplos, pero es evidente que existen más. Lo importante aquí es marcar la principal diferencia entre el primero y los últimos dos. YouTube de Google, a diferencia de Amazon y Netflix, su esencia de trabajo es en base a contenidos generados por usuarios, mientras que los otros dos, además de tener un catálogo de contenidos de terceros, están acaparando su nicho de espectadores en base a propuestas originales producidas por ellos mismos y con talento profesional.

Se tiene previsto que en breve Google pueda comenzar a producir sus propios contenidos los cuales estarán sustentados en sus algoritmos de búsqueda y el posicionamiento de los mismos a través de su buscador y ranking de páginas, lo cual le permitiría incrementar su 17 por ciento actual en una cifra considerable.

Recientes investigaciones anticipan un crecimiento en la demanda de contenidos por parte de los consumidores, a la vez que estos últimos inclinarán su preferencia por la calidad de los mismos tanto en la técnica como en la información provista. Esto genera la necesidad de producir más y mejores propuestas a un menor costo, en principio por  la diversificación de las fuentes de ingreso y en segundo por el esparcimiento de los segmentos de consumo, los cuales tienden a ser en mayor medida específicos que masivos.

En primera instancia se propone la inversión en infraestructura para el desarrollo audiovisual, se considera que bajo entornos controlados, como son los estudios de grabación, se tiene mayor injerencia sobre los costos de una producción, por lo cual se podría regresar al modelo de estudio, el cual resultaría adecuado para grandes y pequeños proyectos.

Lo más valioso que se debe rescatar hasta este momento es lo siguiente: la necesidad de más contenidos y el resguardo de los mismos para maximizar su capacidades comerciales. México requiere generar más propiedades intelectuales y a la vez se deben crear las medidas necesarias para que éstas tengan la capacidad de generar alguna retribución a sus acreedores, que es en este punto en donde se podría retomar el tema de la piratería en México, el cual se podrá abordar en otra ocasión con el fin de conectar entre sí la discusión de las industrias creativas y las propiedad intelectuales en el país.

Recuerden que más allá del cine, la televisión y los medios tradicionales, la era del consumo de contenidos por internet es ya una realidad que requiere de contenidos, contenidos, contenidos y para lograr esto se debe tener un manejo superior de la información que atiborra el día a día de las personas, desde un mensajes de texto, correos electrónicos y redes sociales, la generación de producciones transmediáticas podría ser una de las soluciones para generar flujo de distintas audiencias hacia un mismo producto.

Cuando sea conveniente, retomaremos este tema en próximas publicaciones del sitio. No olviden compartir esta página con sus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria cinematográfica. Si tienen algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré sus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

Palomiando, todos los derechos reservados. Alonso Valdés Morales.
Ver más publicaciones del blog.

 

¿Qué opinas?