México en los Oscars

Palomiando, todos los derecho reservados.
México, aunque no necesariamente el cine mexicano, podría hacer historia en la próxima entrega de los Premios de la Academia. #Oscars2015

 

Sin pretender definir el peso y la importancia que obtiene un reconocimiento, debido a que se podría caer en discusiones filosóficas, en la presente publicación se hará un breve recuento de la participación de México en los Oscars.

Los Oscars son los premios que otorga la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos, AMPAS por sus siglas en ingles, a lo mejor del cine y cuyo equivalente nacional son Los Arieles que entrega la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.

Si bien no tiene el mismo alcance un Ariel que un Oscar, que es por eso la mención de no entrar en detalles que se traduzcan en discusiones, la importancia de estos últimos radica principalmente en la proyección internacional a nivel industrial que el simple hecho de ser nominado para competir por uno de ellos conlleva.

A su vez, la misma historia de los Premios de la Academia permite la generación de varias ambigüedades en relación al origen y destino final de un premio, que van desde categorías que alguna vez obtuvieron reconocimiento y hoy en día no existen, hasta la nacionalidad de un producto fílmico determinado.

Partiendo así del párrafo anterior, algunos podrían mencionar que México no ha logrado premiación alguna por parte de la academia en lo que refiere a una producción, aunque el talento mexicano ha sido reconocido en distintas ocasiones con la estatuilla dorada, sin embargo y con base en las nominación para la entrega del codiciado premio para esta edición del certamen 2015, existe una producción de origen nacional que logró en la década de los setenta del siglo pasado no sólo una, sino dos estatuillas de los Premios de la Academia.

¿Cómo considerar la participación de México en los Oscars? Esta pregunta a la fecha sigue siendo compleja de responder, ya que los criterios de selección no necesariamente responde a una lógica que la prensa internacional o los académicos expertos en el tema hayan consensuado en algún momento, sin embargo a continuación se compartirá una lista de las menciones más significativas que el país ha logrado, no en base a talento sino en  en lo que refiere a producción en general, en los tan aclamados premios.

Nominaciones a mejor película en lenguaje extranjero.

  1. Macario, 1960. Roberto Gavaldón.
  2. Ánimas Trujano. 1961. Ismael Rodríguez.
  3. Tlayucan. 1962. Luis Alcoriza.
  4. Actas de Marusia. 1975. Miguel Littín.
  5. Amores Perros, 2000. Alejandro Gozález Iñárritu.
  6. El crimen del padre Amaro, 2002. Carlos Carrera.
  7. El laberinto del fauno, 2006. Guillermo Del Toro. [Aunque se considera una coproducción entre España, México y Estados Unidos, está catalogada como mexicana debido a la participación de talento local y equipo de producción.]
  8. Biutiful. 2010. Alejandro González Iñárritu. [Presenta el mismo caso que El laberinto del fauno, ésta es una coproducción España – México.]

Ocho han sido las nominación de México por esta categoría y a la fecha no ha logrado obtener una estatuilla en la misma. Por su parte la cinematografía de Argentina cuenta con siete nominaciones en la misma área, de las cuales ha ganado dos: La historia oficial (1985) y El secreto de sus ojos (2009).

En párrafos arriba se mencionó que una producción de origen nacional había logrado ganar dos estatuillas, esto en 1971, y el mismo fenómeno podría repetirse ahora en 2015 con la nominación de La Parka de Gabriel Serra Argüello en la categoría de mejor cortometraje documental.

Centinelas del silencio es el título de aquel también cortometraje documental de producción mexicana y dirección extranjera, como es el caso de la actual nominada en la misma categoría, que en 1971 alzó en dos ocasiones la tan añorada estatuilla, mejor cortometraje documental y mejor cortometraje. Una producción de Manuel Arango, dirigida por Robert Amram, narrada en inglés por Orson Welles y en español por Ricardo Montalbán, esta obra corta trata sobre las civilizaciones del México prehispánico, las cuales comenzaban a mostrarse a través de los sitios arqueológicos al mundo en aquellas épocas en que se realizó el cortometraje.

Fue la primera ocasión en la historia de los Premios de la Academia que un cortometraje ganó dos categorías distintas, un fenómeno que no volverá a repetirse porque las circunstancias no son las mismas que en aquellos años y debido a que después de esa entrega se cambiaron las reglas para que un cortometraje documental no compitiera contra los cortometrajes de ficción.

En la categoría a mejor documental, México ha contado con las siguientes participaciones.

  1. Torero. 1957. Manuel Barbachano Ponce.
  2. Los juegos olímpicos en México. 1969. Alberto Isaac.
  3. Promesas. 2001. Carlos Bolado.

Además de la nominación y triunfo de Centinelas del silencio en 1971 como mejor cortometraje, México cuenta con otra nominación en esta categoría.

  1. Centinelas del silencio. 1971. Robert Amram [Ganadora].
  2. De tripas, corazón. 1996. Antonio Urrutia.

Muchas son las maneras en que México se ha hecho presente en los premios cinematográficos más importantes, en donde no se debe olvidar los reconocimientos que ha recibido el talento artístico y creativo por su destacada participación en diversos proyectos fílmicos, los cuáles daremos oportunidad para que sean comentados en otra publicación.

Mientras tanto, sólo queda esperar a la noche de gala que será el 22 de febrero, en donde se podría añadir a la lista de producciones mexicanas ganadoras de la estatuilla: La Parka y Birdman, películas que por el simple hecho de estar nominadas hoy, ya forman parte de la historia del cine mexicano e internacional.

Seguiremos esperando también el premio a la mejor película extranjera, el cual tendrá que ser en otro año ya que Cantinflas no logró colarse a la gran ceremonia en esta ocasión. No olviden compartir esta página con sus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria cinematográfica. Si tienen algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré sus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

 

Palomiando, todos los derechos reservados. Alonso Valdés Morales.
Ver otras publicaciones del blog.

 

¿Qué opinas?