Piratería en México – Un mal necesario

Palomiando, todos los derechos reservados.
La piratería en México se ha convertido en una actividad económica vital para la economía de algunas familias.

 

A raíz del bajo desempeño que obtuvo la película Gloria en su fin de semana de estreno, las especulaciones comenzaron a surgir por parte del público en relación a los factores que intervinieron en el resultado de la producción en la taquilla nacional.

Entre las variables que se mencionaron pudieron haber influido en la capacidad de la producción por atraer espectadores, destacó en la discusión que se presentó en las redes sociales, el tema de la piratería.

Los escenarios de prospección indicaron que la película Gloria se quedó aproximadamente 5 millones de pesos por debajo de la meta que debió haber alcanzado en su fin de semana de estreno, ¿dónde están esos cinco millones? Existen reportes sobre la existencia de copias apócrifas de la película desde meses antes del estreno, y facilidades para consumirla ilegalmente de manera digital, sin embargo, ¿a qué se debe el éxito, por así llamarlo, de la piratería en México? y ¿por qué esta actividad ilegal sigue creciendo al paso de los años?, ¿qué hay más allá de lo que a simple vista se puede percibir en el fenómeno que envolvió a Gloria?

No intentaremos dar respuesta a todas la preguntas sobre el tema debido a que éste en su naturaleza es complejo, pero sí trataremos de abordarlo de una manera no convencional en donde no se justificará la acción de un acto ilícito, pero sí su razón de existencia.

El material que continuación se presentará es una recopilación hecha por usuario de la Red Social Twitter, en donde a través de la cuenta personal de su servidor se llevó a cabo una breve discusión sobre el tema y que se recomienda discreción debido al tono que las publicaciones pueden alcanzar.

¿Cómo empezó todo? – Después del resultado inicial de Gloria, y un artículo en la revista Cine PREMIERE en donde se abordó el tema del efecto de la piratería como uno de los elementos que hizo a la producción mostrar un bajo desempeño (artículo por @elapanco), nuestro amigo @BBernal93 hizo el favor de compartir lo siguiente.

Se advierte que alguna de las siguientes imágenes pueden resultar ofensivas, se recomienda discreción.

Twitter - Gloria
Tweets sobe la película Gloria – Los usuarios comparten ligas para verla o descargarla ilegalmente.

 

Twitter - Gloria
Tweets sobre la película Gloria – Los usuarios comentan respecto a la piratería y la facilidad de consumir el producto de manera digital.
Twitter - Gloria
Usuarios en Twitter se burlan y presumen el consumo de la película de manera ilegal a través de la piratería o Internet.

A raíz de estas imágenes se comenzó a discutir a través de la misma red social el tema de la piratería en México. Algunos datos brutos que se deben saber y que para más información será mejor recurrir a textos especializados que se pueden encontrar en Internet, lo puntos básicos son los siguientes.

  • 8 de cada 10 mexicanos han comprado un producto apócrifo.
  • Los puntos de mayor tráfico y consumo de productos ilegales son: La Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y Puebla.
  • 47% de los consumidores tiene entre 16 y 30 años.
  • 50% accede al internet y 1 de cada 4 descarga productos ilegales.

Es cierto que esta actividad ilegal se ve representada en una evasión de impuestos que afecta de manera directa en el tejido social, fomentando la delincuencia y el crimen organizado. A esto se debe agregar que en México no aplica una ley en materia de protección a la propiedad intelectual de manera óptima y contundente, sin embargo y como se mencionó en un inicio, este tema es complejo y por lo mismo requiere de soluciones complejas ya que no sólo bastaría con aplicar todo el peso de la ley en la materia; mientras la demanda siga en crecimiento así lo hará la oferta.

Lo anterior se sustenta a partir de que México se posiciona en los primeros cinco lugares a nivel mundial en consumo de productos apócrifos y el primer lugar en América Latina. Además, casi el cincuenta por ciento de la población económicamente activa del país recibe sus ingresos de actividades informales y de 2009 a 2013 se registró un incremento en el mercado de los productos ilegales de un treinta y cuatro por ciento.

La realidad es que ante la situación social, política y económica por la que atraviesa México, además del fallido Estado de Derecho, el comercio informal se ha convertido en una forma atractiva de auto-empleo para la supervivencia económica familiar.

Ante este complejo entorno que involucra principalmente la falta de un marco legal sólido y un escenario claro para el desarrollo y crecimiento económico de las familias mexicanas, en lo que respecta a los productos cinematográfico, ¿qué proponen nuestros amigos de las redes sociales?

@Iguanomayor, socio fundador de Grupo ESCOMIC, nos comparte los siguientes puntos.

La industria en los Estados Unidos ha experimentado el modelo que se propone en este primer Tweet, estrenos multiplataforma con elasticidad de precios, la clave se encuentra en la administración del tiempo que se le dedican a las ventanas de exhibición que no son la sala de cine tradicional. Por otra parte, se ha comprobado que los consumidores están dispuestos a pagar por el material original siempre y cuando éste tenga fijado un precio razonable, a la mejor no los $10 pesos que comenta nuestro amigo, pero sí los entre $15-$20 como lo hacen algunas tiendas de autoservicio en ciertas regiones del país.

Probablemente no un mes antes, esta decisión la deben realizar los estudios de la mano con la distribución, pero sí puede ser factible un pre-estreno digital para medir la recepción de la audiencia pero no en un sistema digital abierto, sino en un pago por evento exclusivo fuera de las tarifas fijas que los servicios de video en demanda tienen ya establecidas, esto podría monitorear el interés y al mismo tiempo regular el tráfico con el fin de disminuir el riesgo de una exposición anticipada.

El punto número cuatro que nos comparte @Iguanomayor no lo entiendo muy bien, pero la asociación debe llegar más allá de las salas de exhibición, se debe hacer un convenio entre los estudios, las productoras y los distribuidores para resguardar el material y que no caiga en manos de las organizaciones delictivas.

El punto número cinco no me convence debido a que si los acuerdos o las negociaciones no se respetan, una vez liberado el material en terceras manos, éste no tendrá seguridad alguna de no ser copiado y filtrado a otras instancias.

Probablemente exista una sencilla solución a este complejo problema, mientras tanto hay que considerar escenarios de reflexión complejos para poder atender y entender las distintas variables que siguen alimentado este círculo vicioso de la ilegalidad y la informalidad.

Es cierto que este tipo de actividad impacta directamente en el desarrollo económico y en el incentivo para invertir en la creación de nuevas propiedades intelectuales, sin embargo y aquí es donde me remito al título, la piratería en México se ha convertido en un mal necesario ya que además de ser fuente de sustento para algunas familias mexicanas, evita a muchos consumidores pagar precios excesivos por contenidos de entretenimiento y a la vez con el modelo de negocio adecuado, evita a los proveedores el disminuir precios de venta tanto de formatos originales como los apócrifos.

Mientras la mayoría de la población no tenga la capacidad adquisitiva para invertir en productos originales, no debe sorprendernos que la demanda de los apócrifos se mantenga en crecimiento. Este asunto es reflejo de una macro estructura dañada de corrupción e impunidad que imperan en el país, por lo que la solución a la piratería no se encuentra en campañas de televisión o spots antes de las películas en las salas de exhibición, este tema es profundo y se debe escarbar para arreglarlo o al menos contenerlo ya que año tras año crece más la oportunidad laboral informal que la formal.

Nos gustaría leer sus comentarios, ya sea a través de la página web o en las redes sociales de Palomiando, todos podemos contribuir en la búsqueda de soluciones y propuestas para tratar este complicado tema de la piratería en México. ¿Qué opinan ustedes?

Cuando sea conveniente, retomaremos este tema en próximas publicaciones del sitio. Por ahora lo dejamos descansar. No olviden compartir esta página con sus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria cinematográfica. Si tienen algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré sus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

Palomiando, todos los derechos reservados, Alonso Valdés Morales.
Ver más publicaciones del blog.

¿Qué opinas?