Estrenos del cine mexicano. ¿Qué hay más allá de estos?

Palomiando - Cine Mexicano - Estrenos Febrero 2014
Estas son las tres películas mexicanas que estrenarán este fin de semana del 12 al 15 de febrero.

Después de un inicio de año en donde el cine mexicano pasó desapercibido tanto para la taquilla como para el público, parece que otra cara le sonríe a la industria cinematográfica local por lo menos en este mes de febrero. El fin de semana pasado que contempló de los días 05 al 08 del mes mencionado, dos producciones hechas en casa lograron una decente presencia en los principales circuitos de exhibición comercial de México y por lo que indica el calendario, otras cinco películas podrían correr con una programación similar en los fines de semana que restan a este fugaz periodo del 2015.

Este texto surge después de ver un programa de espectáculos en el canal de televisión Cadena Tres, que para bien no soy apegado a este tipo de contenidos y caí en el mismo por una cuestión de zapping más que por otra fortuna. En fin, decidí pasar un poco de tiempo viendo ese limitado contenido de investigación periodística debido a que estaban presentando la película Malaventura, producción nacional que estrena este jueves 12 de febrero, cuando para mi sorpresa el conductor principal del programa hace uno de los comentarios más simplones pero a la vez lógicos debido a la falta de conocimiento en la materia, sobre el cine mexicano.

¿Por qué Bob Esponja estrena con 7mil copias y al buen cine mexicano le dan menos de trescientas? – Algún intento de periodista de espectáculos.

 

En primer lugar a esta persona cuyo nombre no me interesa saber, le invito a conocer este espacio informativo en donde se puede documentar un poco; mucho más de lo que en este momento se encuentran sus limitados conocimientos, sobre la industria cinematográfica en México.

Dos. No hay en el país siete mil salas de exhibición cinematográfica, por lo que no se puede liberar para su estreno una producción con esa cantidad de copias, otro ejemplo del sesgo informativo es que desde hace tiempo el término copias se encuentra obsoleto, ahora es número de pantallas. Dentro de este mismo punto, suponiendo que existieran las siete mil salas y se hubiese estrenado Bob Esponja con igual número de pantallas, el fin de semana pasado no hubiese visto la participación de Archivo 253 Las horas contigo, dos películas mexicanas que lograron posicionarse dentro de las diez más consumidas por el público durante el fin de semana en cuestión.

Tres. El cine, pese a quien le pese es negocio, y como tal se ve regido por una serie de parámetros propios de la industria mismos que determinan su viabilidad comercial dentro de sus posibles ventanas de exhibición. Es más sencillo de lo que parece pero, si una película te va a dar el mismo rendimiento con 300 pantallas que con 750, ¿por qué invertir de más en las 450 salas restantes? Más adelante explicaré esto, además si algo dejó en claro el año pasado para la industria del cine en México, es que sí hay inversión por los productos hechos en casa, siempre y cuando éstos lo merezcan. Pero ahora entremos de lleno a esta publicación y dejemos de lado la falta de competitividad de algunos colegas.

 

¿Qué películas mexicanas esperan llegar a las principales salas de cine del país en las próximas semanas?

 

Este jueves 12 de febrero, en primera instancia si no pasa algo extraordinario, esperan ver la luz de los proyectores las siguientes producciones.

Malaventura, una película de Carlos Rincones. Esta producción tiene ya sus años esperando la oportunidad de llegar a las salas de cine y tendrá sus cinco minutos de fama, esperemos que más pero la idea parece desgastada. Si se le compara con las otras tres propuestas del cine local, ésta tiene las mejores posibilidades comerciales.

Cuatro lunas. Con una buena trayectoria en festivales de cine, estas cuatro historias de amor y romance que para algunos pueden resultar en controversia, dirigidas como una sola producción por Sergio Tovar Valarde; aplaudida por la comunidad cinematográfica de la ciudad de Monterrey al ser premiada como la mejor película mexicana en el Festival Internacional de Cine en Monterrey, tiene programada su fecha de estreno para este fin de semana que aprovecha el festejo del Día de San Valentín. Como dato curioso, al momento esta película no se encuentra disponible en la ciudad que la reconoció como la mejor propuesta de 2014.

Enero. Una producción que casi en su totalidad proviene del Estado de Michoacán y cuya propuesta narrativa se basa en, según la información encontrada: el derrumbe, la separación, la cercanía con la muerte, del amor que dos personas se tuvieron y del fin de ese amor. Con una corrida limitada en las salas de cine y una propuesta de ese cine contemplativo, esta película podría pasar desapercibida para el público mexicano.

El 19 y 26 de febrero esperan hacer su aparición en los cines del país las siguientes dos producciones.

Tiempo felices.

Palomiando - Tiempos felices
Una comedia romántica que explora lo difícil que resulta cortar con tu pareja.

A la mala.

Palomiando - A la mala.
Chick Flick – Comedia romántica. Lo difícil es no enamorarse.

¿Qué tienen en común Malaventura, Cuatro lunas Enero, además que las tres estrenan este jueves 12 en la taquilla mexicana?

Que las tres películas de casa tendrán que competir contra el estreno de la tan esperada Cincuenta sombras de Greyademás de competir entre ellas por la atención del público que no quiera, no pueda o no haya conseguido boletos para lo que es uno de los estrenos más fuertes que tendrá el cine de Hollywood en México y el mundo.

Ahora regreso a la apertura de esta publicación y al poco acertado comentario de aquel intento de periodista, el cual aprovecharé para complementar con un muy buena y atinada participación que vi hace unos días en las redes sociales.

Para el reportero de espectáculos la respuesta es sencilla. ¿Por qué no se le da más presencia al cine mexicano en las salas de exhibición? Porque no lo merece. No todo el cine que se produce en el país tiene la misma calidad y las capacidades comerciales para que cada uno de esos intentos de narrar una historia se distribuyan con al menos 600 pantallas, lo cual sería la cuota mínima para considerarla estreno nacional. Se hace la inversión que represente el menor riesgo y la mayor capacidad de retorno. Aunque tiene procesos complicados, este negocio es de bases simples.

Para mi amigo y muto seguidor en redes sociales, @iguanomayor, aprovecho para copiar tus Tweets y comentarlos.

En algunas ocasiones la fe y la esperanza nos hacen desviar la atención de unas cuantas realidades de esta tan maravillosa industria del entretenimiento, en especial el recordar que es un negocio cuya base de operación depende en principio de un flujo constante de asistentes y películas que los atraigan a las dulcerías de cada recinto.

Venga que el cine mexicano tiene memoria, pero en estos complicados escenarios de negociación entre distribuidoras y exhibidores, en donde es rara la participación de alguna parte de la producción, lo que llega a importarle al realizador es la ventana de oportunidad, por llamar a este acto de programación empalmada, de alguna manera sutil. Sencillo también, estrenas ahorita o no estrenas hasta que exista otra ventana de oportunidad.

¿En qué consisten estas ventanas de oportunidad o huecos en la programación?, como lo he mencionado en publicaciones recientes; retomemos por un momento el comentario de este personaje de Cadena Tres, por más salas de cine que existan en el país y por más pantallas que se le asignen a un sólo producto, no se pueden saturar los circuitos con una misma propuesta, por lo que se debe entregar una oferta variada a los diversos deseos de consumo que tiene la audiencia.

Hasta el momento Hollywood presenta un 2015 extremista, el cual consiste en un limitado número de estrenos impactantes como el de este jueves con Cincuenta sombras de Grey y de los próximos meses como: Los vengadores, Mundo Jurásico, Rápido y furioso, Los juegos del hambre La guerra de las galaxias. Sin embargo estas grandes producciones no son suficientes para cumplir con la cuota de los cines y la demanda de los consumidores, aunado a que el resto de las propuestas que envía la industria cinematográfica de los Estados Unidos no cumplen con satisfacer las necesidades de entretenimiento y sucumben en su despeño en la taquilla.

Es por lo anterior y gracias al éxito que el cine mexicano logró en el 2013 al volver a encontrare y conectar con su audiencia, que se presentan limitadas y escasas oportunidades en el tiempo-espacio de las marquesinas para programar al cine hecho en casa, el cual debe respetar los principios de la industria misma y atender los modelos de negocio, esto determina el número de pantallas y los mercados en los cuales se liberan al público ciertas producciones.

En resumen, no es que carezca de memoria la industria cinematográfica en México y no es que se intente perjudicar a una producción en específico por estrenarla en una fecha que se empalma con un gran estreno de Hollywood, lo más seguro es que no haya otra mejor fecha u oportunidad para acomodarla en las salas de cine. Debemos recordar que en 2013 Nosotros los Nobles sobrevivió al estreno de Iron Man 3, por lo que todo es posible siempre y cuando coincidan la película y el público.

Éste es un tema importante que espero poder retomar a la brevedad posible. Por ahora preparémonos para los estrenos de este fin de semana. ¿Ya decidieron qué película verán?

No olviden compartir esta página con sus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria cinematográfica en México. Si tienen algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré sus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

Palomiando, todos los derechos reservados. Alonso Valdés Morales
Ver más publicaciones.

One thought on “Estrenos del cine mexicano. ¿Qué hay más allá de estos?

¿Qué opinas?