Better Call Saul – So far, so good.

Palomiando - Better Call Saul, a Hitchcock POV
De los creadores de Breaking Bad, llega la historia sobre los orígenes del simpático abogado Saul Goodman, antes conocido como Jimmy McGill. ¿Por qué funciona esta serie de televisión?

El inicio de esta semana trajo consigo la entrega del quinto episodio de la serie televisiva Better Call Saul, la cual se desprende como un nuevo producto de entretenimiento cuya base surge de la tan aclamada y galardonada Breaking Bad. Esta propuesta funciona como precursora para la historia de uno de los personajes recurrentes de la conocida serie y sucede años antes que el abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk) conozca a su cliente más complicado, Walter White, incluso en un tiempo en donde James M. McGill era el nombre de Saul.

Siguiendo un formato parecido a Breaking Bad, esta nueva serie de televisión va más allá del drama o la comedia y centra su narrativa en un adecuada formula de suspenso, de la cual incluso se pueden rescatar algunos elementos Hitchcockianos de la misma, en conjunto con marcadas peculiaridades de una ironía literaria, hasta el momento esta propuesta de entretenimiento cumple con sus objetivos principales y rescata uno de los géneros más complicados de los medios audiovisuales, el cual bien realizado tiene la capacidad de actuar sobre un conjunto de emociones específicas en la audiencia, lo que crea un producto atractivo, demandado y adictivo.

Tanto Breaking Bad como Better Call Saul son claros ejemplo de cómo una propiedad intelectual destinada a la entretenimiento audiovisual puede adecuarse a las características propias de la industria. Ambas producciones en especial la primera, han sido adecuadas para se grabadas en el Estado de Nuevo México, en los Estados Unidos, cuando las propuestas iniciales indicaban locaciones distintas. Fue gracias a un proceso de negociación y en específico a las atractivas facilidades y retorno de impuestos que maneja en su esquema tributario el sistema legal del Estado en cuestión, que al menos una de las series de televisión más importantes en la historia del medio mismo se realizó en esta particular ubicación.

Ya tendremos oportunidad en otra ocasión de hablar sobre las ventajas y las desventajas que representar la inversión del erario público en incentivar la atracción de producciones audiovisuales a regiones específicas. Como en muchos otros temas encontraremos casos de éxito e impresionantes fracasos, lo que destacaré en este momento es el impacto en la imagen que genera un buen producto de entretenimiento para la región en la cual se realizó.

Regresemos al tema central de este texto y veamos por un instante esos valores dentro de la propuesta narrativa y de contenido que han hecho a Better Call Saul uno de diez programas de televisión por cable más vistos los lunes por las noches en los Estados Unidos.

"No contratas a un abogado criminalista, contratas a un abogado criminal" - J. Pinkman, Breaking Bad.
“No contratas a un abogado criminalista, contratas a un abogado criminal” – J. Pinkman, Breaking Bad.

 

1. No es comedia, es entretenimiento. Dos conceptos que requieren ser definidos por separado y que alguna vez el público confunde, ya que las risas no son necesarias para crear un tono cómico y la comedia por sí sola no es exclusiva al entretenimiento, puede la audiencia identificarse y entretenerse con un tema dramático. La prioridad es capturar y no perder la atención de quienes reciben el producto.

2. Y si es comedia, Por lo general las mejores [comedias] no provocan risas. Ese fue el título que The Guardian empleó para reseñar el capítulo piloto de la serie de televisión momentos después de su estreno. Aunque existen fragmentos creados específicamente para arrancar una risa del espectador, Better Call Saul concentra su atención en las circunstancias irónicas, mismas que provocan un discurso de humor ácido y en algunos puntos oscuros, pero que son una forma de comedia fina propia para la madurez del público meta de este producto de entretenimiento.

3. Ironía. Tangible, presente, visceral, así es en Better Call Saul, como lo era en Breaking Bad. Alude a la expresión reír o llorar, en donde no sólo la acción afecta al personaje sino también al público que vive a la vez esa montaña rusa de sentimientos que imitan la realidad, que se asemejan a la vida.

4. Adecuado manejo del suspense con un enfoque en las técnicas exploradas por Alfred Hitchcock. Al parecer la ironía se mezcla bien y crear un mayor efecto sobre las emociones de los espectadores, cuando se acompaña con un toque de suspenso. Veamos tres características básicas del trabajo de A. Hitchcock reflejadas en Better Call Saul Breaking Bad.

  • La figura de la autoridad reflejada en los cuerpos policiacos, llega a ser un latente estorbo para el desarrollo de la trama, lo que crea tensión en el espectador y por lo mismo un determinado grado de suspenso.
    • El mejor ejemplo en Breaking Bad puede encontrarse en el transcurso de la cuarta temporada de la serie, cuando el personaje Hank Schrader (Dean Norris), agente de la DEA Drug Enforcemente Administration y cuñado del protagonista de la serie Walter White (Bryan Cranston), decide perseguir al jefe del último y que es líder de una importante red de narcotráfico. Las actividades de investigación policiaca del agente resultaron de obstáculo y tensión para lograr los objetivos del personaje principal.
    • Hasta el momento en dos capítulos de Better Call Saul se pude encontrar un parámetro similar en donde los agentes de la justicia resultan ser anti-héroes y elementos claves para aumentar la tensión en la evolución de la trama de los episodios. En las entregas tituladas Nacho Alpine Shepherd Boylos cuerpos del orden demuestran que al menos para esta serie tienen el objetivo de lograr todo lo contarario.
  • Manejo de la información. La audiencia sabe que existe un peligro latente para el protagonista y el suspenso se genera ante los posibles escenarios de cómo se solucionará cada situación específica.
    • El mejor ejemplo para Breaking Bad se encuentra en el último capítulo de la tercera temporada, cuando como audiencia e incluso en algún punto el personaje mismo lo descifra, sabe que será asesinado por encargo de su patrón, pero éste tendrá que verse en la necesidad de mantenerlo con vida si no hay nadie más quien pueda hacer su trabajo, por lo que Walter White solicita el apoyo de su socio Jesse Pinkman para eliminar al tercer elemento antes de que sea demasiado tarde.
    • Hasta el momento Better Call Saul ha empleado esta técnica narrativa para la apertura y conclusión de algunos de sus capítulos, herramienta que se ha vuelto común en este tipo de productos de entretenimiento en donde la atención del espectador debe sostenerse por el transcurso entero de una semana hasta la llegada del nuevo episodio, de aquí los comprometedores finales de temporada, los cuales deben crear las expectativas necesarias para que la audiencia demande el regreso de la serie.

5. Antihéroes y villanos que el público acoge, redime y justifica. Estos son los personajes principales de ambas series. Un abogado que intenta crear su carrera profesional de la manera más recta posible y en base a derecho, terminará siendo el litigante criminal que conocemos gracias a Breaking Bad, y ésta nos comparte la transformación de un inocente y pacífico maestro de preparatoria que decide dar una vuelta rotunda de ciento ochenta grados a su vida para convertirse en uno de los narcotraficantes más buscados de los Estados Unidos. La audiencia llega a identificarse con los personajes a tal grado de justificar sus acciones, ser cómplices de sus actividades y hasta matar por ellos.

Hasta aquí unos puntos clave del porqué esta funcionando Better Call Saul y algunas de sus similitudes con Breaking Bad, lo que debe prepara el escenario televisivo para una oleada de villanos y antihéroes que serán amados por el público, ya que ante las ironías de la vida de las cuales hay que reírnos, una buena forma de confrontarlas sería transformándonos en nuestra propia antítesis.

¿Qué pasó previo a Breaking Bad para que Jame McGill se convirtiera en Saul Goodman?
¿Qué pasó previo a Breaking Bad para que James McGill se convirtiera en Saul Goodman?

¿Han tenido oportunidad de ver Better Call Saul? ¿Cuáles son sus comentarios al respecto de esta serie? ¿Agregarían algo más a esta publicación? No olviden compartir esta página con sus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria del entretenimiento. Si tienen algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré sus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

Palomiando, todos los derechos reservados. Alonso Valdés Morales
Ver más publicaciones.

¿Qué opinas?