El cine mexicano en febrero de 2015 vs. 2014.

Palomiando - A la mala - Cásese quien pueda
Concluyó el primer bimestre de 2015 y el cine mexicano esconde su bajo desempeño detrás del relativo éxito dos títulos que han logrado destacar en lo que va del año.

Concluyó el mes de febrero y con éste una de las temporadas fuertes de estrenos para el cine mexicano. Si bien todos los fines de semana con los que contó dicho mes vieron la llegada de algún nuevo título de manufactura nacional a los principales circuitos de exhibición comercial en el país, la mayoría de estos se quedaron por debajo del desempeño esperado para su estreno, lo que les costó una reducción de salas al momento de ser programadas y una fugaz presencia en el Top 10 de la taquilla nacional al igual que en la preferencia del público.

Dos casos aislados son los que se deben rescatar como los más destacados durante febrero, cada uno con una estrategia distinta en su esquema de distribución, lo que les permitió desempeñarse de manera adecuada mas no sobresaliente en su actuar en la cartelera nacional.

Hasta el momento el cine mexicano sigue en deuda si se le compara con los resultados obtenidos al cierre del mes de febrero del año pasado. Aunque los estándares culturales concentrarán su atención en el número de estrenos y no tanto en el desempeño comercial de los productos, es nuestra labor compartir la siguiente información para fines que conciernen al interés de los principales actores de la industria.

Pasemos directo a los datos y aprovechemos para deshacernos de los títulos que no merecen mucho detalle en su análisis. El mes de febrero de 2015 vio el estreno de: Las Horas Contigo, Malaventura Tiempos felicesA continuación los resultados esperados y obtenidos por cada una de estas producciones mencionadas, ninguna de las cuales llegó a su meta inicial y lo que les representó la reducción de salas en la programación de la cartelera y la inmediata salida del Top10 de las más taquilleras para el fin de semana siguiente a su estreno.

Las horas contigo esperaba un mínimo de $5.8 MDP, recaudó $3.9 MDP. Malaventura requería al menos de $7.5 MDP y sólo logró $5.8 MDP. Tiempos felices fue la que más se acercó, pero eso no le bastó y pagó con algunas pantallas el hecho de no haber llegado a la meta, recaudó $4.4 MDP, su objetivo era de $4.9 MDP.

Quienes también vieron su estreno en febrero fueron Archivo 253 A la mala, propuestas en extremo opuestas en su contenido y en su modelo de distribución, sin embargo cada una encontró la manera de agradar a su segmento de consumo, lo que les aseguró el ser eficientes en su desempeño en taquilla.

Archivo 253, una película a cargo de Distribución Cinépolis, decidió por reducir al máximo el riesgo de inversión y escalar la presencia del producto en base al desempeño obtenido posterior al fin de semana de estreno. La producción contó con una corrida inicial en el centro del país cuya meta mínima se estableció en $4.45 MDP, logró recaudar $6.8 MDPesto significó un incremento en la programación a favor de esta historia de horror lo que la llevó a ciudades donde no había estrenado, manteniéndola además en el Top10 de las películas más taquilleras por cuatro semanas.

A la mala, producto cuya distribución corre a cargo de Videocine, sigue en su modelo de negocio el sello característico al ser filial de Televisa, el cual apuesta por el mayor escenario de recuperación en el menor tiempo posible, esto aumenta el riesgo pero también las ganancias de haberlas. Mediante un estreno masivo, saturando la mayor cantidad de pantallas posibles a nivel nacional, la producción contó con una menta mínima de $27 MDP, logró recaudar $30.16 MDP, lo cual le otorga el grado de eficiencia esperado, aunque cualquier resultado más próximo a los $40 MDP hablarían de un éxito innegable del producto.

En febrero de 2014 sólo un título de origen nacional llegó a las salas de exhibición cinematográfica con altas metas, complejos objetivos, poco que perder y mucho que ganar. El fin de semana del 14 al 16 de febrero de aquel año fue testigo del estreno de la película Cásese quien pueda, una distribución también a cargo de Videocine cuyo rango de eficiencia se estableció entre los $34.8 MDP y $40.8 MDPLa producción dio la sorpresa no sólo al colocarse en el primer lugar de la taquilla mexicana durante dos fines de semana consecutivos sino al superar la meta esperada en su desempeño en taquilla, recaudó en su estreno $43.5 MDP y para final de mes ya había logrado superar la barrera de los $100MDP con un total hasta principios de marzo de $124.5 MDP.

Hasta el momento ninguno de los estrenos del cine mexicano en el 2015 ha logrado superar el rango de eficiencia establecido, sólo una producción se ha colocado en el primer lugar de la taquilla y la suma de sus recaudaciones no supera lo que dos títulos de 2014 habían hecho para las mismas fechas.

En efecto, enero y febrero de 2015 han contado con un mayor número de estrenos en cuestión de cine mexicano si se compara el mismo periodo de tiempo en 2014, sin embargo todos los títulos de febrero de este año no igualan el resultado que sólo Cásese quien pueda había logrado. ¿Estrenar más producciones nacionales que no funcionan es reforzar el discurso de una mejora, tal y como lo hacen los organismos oficiales?

Todos los títulos del cine mexicano estrenados durante 2015, a duras penas llegan a la mitad del desempeño logrado por sólo dos producciones de manufactura nacional presentes en la cartelera del primer bimestre de 2014.

Parece que la industria cinematográfica nacional regresara a un antiguo discurso en donde más es mejor, no importa la calidad de los productos. La realidad es que hasta este momento y desde el último trimestre de 2014, el cine nacional está en caída libre. ¿Podrán las producciones hechas en casa retomar el vuelo en lo que resta del año?

El cine mexicano tiene altas metas y fuertes retos que superar gracias a su desempeño en años pasados. Indicar que la industria cinematográfica nacional no se encuentra a la baja y que el problema está en que el 2013 fue un muy buen año como para superarlo con facilidad, no resulta más que en una excusa para echarse a dormir cuando hay mucho trabajo por hacer para primero mantener los resultados, y segundo, establecer nuevas metas y retos para el futuro del cine en México.

¿Qué más les gustaría discutir en esta publicación? No olviden compartir esta página con sus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria cinematográfica en México. Si tienen algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré sus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

Palomiando, todos los derechos reservados. Alonso Valdés Morales
Ver más publicaciones.

¿Qué opinas?