Producción de cine en México – Primeras impresiones.

Palomiando - IMCINE - Anuario Estadístico.
Desmenucemos las estadísticas oficiales del cine mexicano en 2014 para obtener una radiografía estadística de la situación actual de la industria cinematográfica.

En el marco de la trigésima celebración del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, el cual concluyó el fin de semana del 15 de marzo del presente año, se dio a conocer al público la quinta edición del Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2014, el cual en una serie de publicaciones que se irán compartiendo a lo largo del primer semestre de 2015, Palomiando y su servidor se darán a la tarea de analizar a profundidad para otorgar a los lectores una radiografía precisa de la industria cinematográfica en México de acuerdo a los datos oficiales y el discurso institucional que figura en la política cultural del actual gobierno.

Este texto tiene el objetivo de ser una introducción a los escenarios de estudio que se desarrollarán con más detalle en las próximas publicaciones, por lo que en este momento la atención se concentrará en los puntos clave de un discurso que tiende al favoritismo de la producción cinematográfica nacional, la cual como se ha discutido en entradas anteriores de Palomiando, se mide bajo una escala de logros culturales, que además de ser arbitraria puede cuestionarse con facilidad el sesgo de los resultados que se presentan al público en general.

En esta ocasión la mecánica será la siguiente. A modo de cita textual, la información que aparecerá en un recuadro para su distinción, compartirá el discurso oficial del Instituto Mexicano de Cinematografía, de inmediato en el párrafo siguiente se encontrará el comentario por parte de su servidor.

 

Sobre la producción cinematográfica en México de acuerdo al Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2014 publicado por el Instituto Mexicano de Cinematografía.

 

En 2014 se realizaron 130 largometrajes, con lo que México se posiciona entre los primeros 20 países del mundo con más producciones. En ese sentido, Eduardo de la Vega se aventuró a expresar durante la presentación del Anuario que, de seguir en este camino se estaría iniciando una segunda etapa de oro del cine mexicano.

 

– Prensa IMCINE, en FICG30

Me extraña el comentario de Eduardo de la Vega, pero a la vez no me sorprende encontrar en especialistas del cine mexicano un discurso como el que se puede apreciar en la cita expuesta arriba, en donde la falta de información sesga el punto de vista de un estudioso de la materia ya que éste no experto de la industria.

Hablar de la época de oro del cine mexicano es un tema que no sólo se puede resumir en el número de producciones realizadas en un periodo de tiempo, que además por cuestiones estrictas, la cifra más alta de la producción nacional asciende a 135 en el año de 1959, cuando algunos investigadores del tema marcan el final de la época de oro en el año de 1957, dos antes de la fecha cúspide de la realización cinematográfica en el país.

Como pueden encontrar en la publicación de la semana pasada, cantidad no significa calidad y en ese sentido lo que el discurso omite comunicar al público es que los estrenos de cine mexicano en el país bajaron de 101 en el año 2013 a sólo 68 películas en 2014.

 

VER MÁS: ¿Quién gana y quién pierde en el cine mexicano?

 

El costo promedio por producción fue de 20 millones de pesos (1.5 millones de dólares), la cantidad más baja de los últimos cinco años.

 

– Prensa IMCINE, en FICG30

El promedio de inversión anual por parte de los recursos públicos para la producción cinematográfica nacional durante el sexenio de 2006 a 2012 fue alrededor de los $700 MDP por año. En esta ocasión, se habla de una reducción en el costo promedio por película, lo que hablaría de una mayor producción y un ahorro del erario público para esta actividad, sin embargo, con el fin de mantener los indicadores culturales por arriba de las cien producciones anuales y al parecer con la intensión de crear una supuesta nueva era de oro del cine mexicano, aunque el costo promedio por título bajó, la iniciativa privada decidió retirar su capital de la producción lo que llevó al Estado a cubrir el faltante, esto se traduce en $810 millones de pesos en fondos públicos para el cine, cien más que el promedio anterior, en títulos de dudosa calidad.

Depende del tipo de cambio que elijan, en especial para el momento en que se publicó el anuario estadístico, al año se invierte en cine mexicano un aproximado de $60 millones de dólares, en donde la mayoría aunque debemos reconocer que no todas, se deposita en películas que no merecían siquiera estar escritas en un guión y cuyo retorno económico al erario público o al ciclo económico mismo del país es inexistente. Me quedo con los $14 MDD invertidos en James Bond.

Por primera vez en varios años, la producción de segundas y terceras obras es superior a las óperas primas; es decir, los directores con trayectoria tuvieron una mayor continuidad creativa.

 

– Prensa IMCINE, en FICG30

 

Podría la cita anterior tener un significado del rezago en la gestión de nuevos talentos para la industria fílmica mexicana, o ser reflejo de un cacicazgo en donde quienes se benefician de los fondos públicos son los amigos, familiares o conocidos, ¿reflexionen?, esta última la dejamos de tarea.

Prometí una entrada menor pero ya casi cumplo la cuota, aquí paramos por ahora y nos preparamos para desmembrar la estadística del cine mexicano en las próximas publicaciones.

¿Algo más que les gustaría agregar a esta publicación? ¿Alguna duda o comentario? No olviden compartir esta página con sus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria cinematográfica en México. Si tienen algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré sus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

Palomiando, todos los derechos reservados. Alonso Valdés Morales
Ver más publicaciones.

3 thoughts on “Producción de cine en México – Primeras impresiones.

  1. La corrupción y el poner a gente poco capaz por que es tu amigo es lo que trae como consecuencia.Sigan acabando con México.

¿Qué opinas?