7 puntos clave sobre la Industria Cinematográfica de Hollywood.

Palomiando, análisis de Hollywood.
Mientras los mercados internacionales crecen exponencialmente, en especial el asiático, el público en Estados Unidos y Canadá está dejando de ir al cine.

Quien está viviendo un buen 2015 son las producciones de Hollywood, sobre todo en los mercados internacionales quienes sólo en 2014 le representaron el 72 por ciento de sus ingresos totales. Sin embargo, no se debe olvidar que el año pasado sorprendió de golpe a la industria cinematográfica a nivel mundial, esto debido al bajo desempeño que las producciones de la industria del cine más redituable del planeta, mostraban a su paso por la taquilla.

Algunos seguirán poniendo como factor principal para ese bajo desempeño al Mundial de Fútbol celebrado en Brasil, sin embargo muchos otros elementos entran en juego y se esconden detrás de este fenómeno, entre los que se pueden destacar las nuevas formas de consumo de medios en los Estados Unidos, el desgaste de fórmulas y contenidos, y la atención especial a la generación de productos pensados para los mercados extranjeros más que para el local de EUA y Canadá.

En esta ocasión concentraremos el interés de la publicación en desenmarañar un poco los datos estadísticos del cine en Hollywood, tomando en consideración al mercado doméstico que comprende a Estados Unidos y Canadá. En alguna futura oportunidad discutiremos los nuevos usos y costumbres de cómo el público administra ahora su tiempo de esparcimiento, por ahora veamos cómo se ha comportado estadísticamente la industria cinematográfica más importante del mundo.

Compartimos con ustedes 7 puntos clave de la situación actual por la que atraviesa la industria cinematográfica de Hollywood.

 

  1. La verdadera pérdida está en la audiencia.
    • Aunque los reportes estadísticos indiquen que los ingresos en taquilla sólo disminuyeron un 5%, esta cifra puede tornarse drástica cuando se analiza que esta caída económica no fue más severa gracias al incremento en el precio promedio por boleto de entrada.
    • La audiencia cayó un 6% y eso se traduce en $500 millones de dólares menos en ingresos, pudo haber sido más de no ser por el incremento en el precio del boleto, y una reducción de aproximadamente 700 millones de butacas vendidas, igual a 700 millones de oportunidades menos para vender los productos de las dulcerías, lugar de donde los cines obtienen sus ganancias.
  2. Un tercio de la población NO va al cine.
    • Ya van a ser casi veinte años en que la tendencia estadística indica una disminución constante en la asistencia del público a las salas de exhibición en los Estados Unidos.
    • Entre EUA y Canadá el 32 por ciento de la población no acude al cine.
    • El segmento de consumo que vio un incremento en su actividad cinematográfica es el de 50 años o más, sin embargo no por ser el que más acude al cine significa que sea el más grande y el de mayor retribución.
  3. Quien debería ir al cine no lo está haciendo.
    • Mercados clave para la industria de Hollywood como aquellos cuya edad oscila entre los 2 a 11 años, de 18 a 24 años y de 25 a 39 años, se han desplomado.
    • El segmento de 18 a 24 no está consumiendo cine, ni televisión a diferencia de generaciones anteriores del mismo rango de edad. Su consumo de contenidos tiene preferencia en plataformas móviles y digitales.
    • El segmento de 25 a 39 años por lo general tiene hijos que caben en el segmento de 2 a 11, así que si los primeros no van al cine, menos los segundos.
  4. Las minorías pierden terreno.
    • Se considera minoría a los afroamericanos, hispanos, asiáticos y otras culturas que habitan en los Estados Unidos.
    • En 2013 el conjunto de estos grupos sociales había representado el 51% de la actividad en las salas cinematográficas.
    • En 2014, la actividad de las minorías disminuyó del 51 al 44 por ciento, lo que hace a los caucásicos los principales consumidores de cine en EUA y Canadá, de allí también la reducción en asistencias e ingresos.
    • Aunque el mercado hispano sigue creciendo, este aún no deja de ser minoría. Además los productos cinematográficos no toman en cuenta sus intereses o necesidades de esparcimientos.
  5. El 3D, una maldición en EUA.
    • Para el 2010 el 52 por ciento de los asistentes a una sala de exhibición habían consumido una película en este formato.
    • Para 2014 la cifra a cayó a un 27 por ciento.
    • A diferencia de otros años, en 2014 se ofertó la mayor cantidad de títulos en este formato, los cuales siguen sin tener el impacto que han logrado en el mercado asiático.
  6. Estados Unidos y Canadá a la baja.
    • No sólo se desploman los ingresos en taquilla y la asistencia del público a las salas de cine en estos dos países.
    • La industria de exhibición cinematográfica en Hollywood podría entrar en crisis de no recuperar al mercado local, esto debido a que al final del día son el territorio con el mayor número de pantallas. Sin demanda cesará la oferta y algunos circuitos podrían ver su fin.
  7. China, ¿el centro de la industria?
    • Algunos expertos predicen que la industria de exhibición en China superará a la de los Estados Unidos y Canadá en generación económica para finales de la década.
    • Esto no es del todo bueno para Hollywood porque el territorio que más recaudación económica genera en taquilla, es a la vez el de menor retorno para los estudios. Por lo general de cada dólar generado el retorno es de tan sólo 25 centavos.
    • Las políticas culturales, de regulación y censura, no sólo bloquea el acceso de cierto material a la industria China, sino también predispone a los Estudios a pensar exclusivamente en producir para esta región del mundo, lo que descuida a otros mercados potenciales.

Estos son sólo algunos puntos cruciales que permiten establecer un panorama general de la situación actual y los futuros escenarios que enfrentará la industria cinematográfica más atractiva del planta: Hollywood.

Aunque el 2015 pinta para ser un excelente año, hasta el momento se pueden predecir nuevas caídas para los próximos dos periodos, 2016 y 2017. Mantener cifras, superar resultados y establecer nuevas metas le resulta caro a Hollywood, ¿podrá mantener este modelo de negocio por más tiempo? o ¿es hora de pensar un nuevos planes de retorno?

¿Ustedes qué opinan al respecto? No olviden compartir esta página con sus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria cinematográfica. Si tienen algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré sus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

Palomiando, todos los derechos reservados. Alonso Valdés Morales
Da click en el logo para ver más publicaciones.

¿Qué opinas?