Better Call Saul – Unconventional | MARCO.

Palomiando, AMC, Netflix, Better Call Saul.
El capítulo final de la primera temporada de Better Call Saul se resume en esta imagen. En un sólo símbolo. #UnconventionalSaul, ¿qué dicen?

Para este último capítulo que concluye con la primera entrega de esta producción audiovisual, se debe tomar en consideración el concepto convencional en dos distintos niveles. El primero es en cuestión a la construcción misma del producto, ya que el análisis de la trama general de la primera temporada permite concluir que el final fue convencional. Por otra parte, si se analizan las tendencias actuales del consumo de medios en los Estados Unidos, tanto de forma física como digital, Better Call Saul se aleja un poco de los paradigmas que constituyen la oferta principal de los grandes estudios de televisión para ofrecer un producto enfocado en la atención de un nicho específico y que busca establecer su dominio puntual en su área de experiencia, esto transforma no sólo al décimo episodio sino a toda la temporada en un acercamiento poco convencional con sus consumidores potenciales.

En este sentido, los dos capítulos con mayor dinamismo en el avanzar de la trama son el penúltimo y el antepenúltimo, por lo que el episodio que cierra a la primera temporada en efecto tiene más una función de conclusión, incluso ante cualquier contingencia puede servir bien para dar por terminada la serie en su totalidad, la cual no repuntó en los índices de audiencia colocándose en el segundo punto más bajo del periodo.

 

VER MÁS: Better Call Saul – Un giro antes del final | PIMENTO

 

Concluyó así  la primera temporada de la serie de televisión Better Call Saul, la cual corre a cargo de la AMC Netflix. Esta propuesta para la televisión y la plataforma de distribución digital, se desprende de Breaking Bad y concentra su trama en la vida previa del abogado Saul Goodman antes de conocer a sus dos más conflictivos clientes: Walter White y Jesse Pinkman.

 

AVISO – Recuerden que en esta publicación se comparte información en relación al episodio más reciente de la serie de televisión Better Call Saul, por lo que si no lo han visto podrían arruinar su experiencia sobre el mismo, si ya lo vieron continúen y compartan su opinión en este espacio o la redes sociales de Palomiando. Si no les importa que les cuenten cómo estuvo, bienvenidos.

 

En un capítulo de casi cincuenta minutos en base a segmentos específicos dentro de la construcción del mismo, los creadores se dieron a la tarea de destruir lo que hasta el momento se había establecido del personaje principal y rearmarlo en menos de 35 minutos.

Después de enterarse de la traición, la envidia y el recelo que le guarda su hermano Chuck, James (Jimmy) deja en manos de la firma de abogados HHM el caso que había armado en contra de la casa de retiro que estafa a sus clientes. James McGill aprovecha el momento para disculparse con quien hasta el final del capítulo nueve la audiencia pensaba era su principal obstáculo en la vida, Howard Hamlin, socio de su hermano Charles McGill.

Aún con la intensión de atender de manera personal a sus clientes de la tercera edad, Jimmy regresa a la casa de retiro para jugar lotería con algunos de sus queridos ancianos, cuando en un proceso a manera de monólogo, de reflexión, en lo que se comportó como una bomba del tiempo, James explota y decide entonces regresas a su pueblo natal y tener un reencuentro con su verdadero pasado: El resbaladizo Jimmy.

Una semana intensa de estafas y robos, de ser criminal, le entregan a Jimmy un segundo aire de vida, sin embargo al revisar el buzón de voz de su número móvil se percata de la necesidad que ha generado en sus clientes, quienes lo buscan con anhelo para concluir sus asuntos. Jimmy junto con su entrañable amigo Marco, preparan la última estafa, misma que resulta en un evento trágico.

Durante la última gran estafa como amigos, Marco sufre un paro cardiaco y muere en manos de Jimmy. En una escena anterior, cuando discuten sobre si llevar a cabo o no este acto, Marco comparte con su amigo un sentimiento que será la pólvora que detonará al final del episodio.

En ningún momento de su breve reencuentro, el cual apenas duró una semana, Marco compró la historia de Jimmy, quien argumentaba haberse reformado, madurado y crecido moralmente como ser humano. Cuando preparan su última aventura, la cual es a petición de Marco ya que James se resistía en cometer un acto ilícito más, Jimmy comprende la verdadera felicidad del poder ser en oposición al deber ser, situación que le había exigido y sembrado su hermano en la última década.

“¿Sólo te ganas la vida? Sin afán de ofender, si eres abogado y no te haces rico, lo estás haciendo mal”. – Marco.

En relación a la discusión sobre si llevar a cabo o no la última estafa:

“No lo hago por dinero, necesito hacer esto. Anda. Dices ser feliz haciendo testamentos. Me alegro por ti, en serio. Pero sinceramente, las columnas de alimentación [trabajo actual de Marco] no son lo mío. No tengo nada, Jimmy. Dame esto. Una última vez”. – Marco.

Al estar llevando a cabo la estafa, de la cual conocen la coreografía a la perfección, Marco sufre un paro cardiaco y fallece en medio de un callejón, solo junto a su amigo Jimmy.

“(…) esta fue la mejor semana de mi vida”. – Marco.

Posterior a una solitaria y lúgubre ceremonia luctuosa, James recibe una llamada de Kim para informarle que el caso de la casa de retiro está creciendo de manera exponencial al grado que HHM deberá trabajar en conjunto a otra firma de abogados y que ésta última busca un nuevo socio, el cual empujan para que sea Jimmy. El personaje principal duda de su participación en esta situación, pero se convence a sí mismo y emprende ahora su viaje de regreso a Albuquerque, Nuevo México, al lugar y hora que se han acordado para la reunión con HHM y la nueva firma de abogados.

Justo antes de entrar a la reunión que convertiría a James en un importante abogado, socio de una de las más grandes firmas legales de Santa Fe, en Nuevo México, este se detiene en seco y cambia de parecer. Gracias al anillo que heredó de su amigo Marco, el cual le es característico durante la serie de Breaking Bad, James recuerda la que acababa de ser la mejor semana de su vida junto con su difunto amigo Marco. Se retira del lugar.

A su salida del estacionamiento público Jimmy se encuentra con Mike y le comenta sobre aquella ocasión en que ambos tenían de frente los $1.6 millones de dólares, y cuestiona el porqué no tomaron el dinero, lo dividieron en dos y se fueron con las manos llenas y felices. Mike le recuerda a Jimmy su discurso sobre hacer lo correcto, a lo que reconoce el abogadoya ni si quiera sé qué significa eso. Mike entonces le comenta que a él sólo se le había contratado para un trabajo específico el cual realizó como se le fue encomendado y que él no mueve un dedo más en el asunto.

Sí. Bueno, yo sé qué me detuvo a mí. ¿Y sabes qué? Nunca más volverá a detenerme. – James Morgan McGill | Saul Goodman.

Diez capítulos y una temporada completa fue el precio para definir y establecer a un personaje, pero ese es el cierre que entrega el episodio final de la primera parte de Better Call Saul. Y para muchos lo vale.

Cuando se habla de algo convencional, como abre el texto en esta publicación, nos referimos a que es descifrable la fórmula y el ensamblado de las piezas que conforma a la serie televisiva. La naturaleza del espiral narrativo llevaron a este episodio a ser calmo, no acelerado, para algunos incluso lento, pero lo NO convencional se esconde en el para quién está dirigido este producto y quién consume este tipo de programación.

Desprenderse de Breaking Bad es sano para Better Call Saul, la audiencia primaria de este producto tiende a un nivel de intelectualidad y madurez  más elevado que el público promedio, incluso que el original, y aunque desde su estreno los ratings han venido al  baja, este se estabiliza gracias a los mercados internacionales y la oferta en plataformas de distribución digital como Netflix.

Better Call Saul no es para cualquiera, la primer temporada que concluyó fue todo un proceso de metamorfosis para el personaje protagónico, acompañado de una ligera profundidad filosófica sobre el bien y el mal, tema que Jesse Pinkman establece en Breaking Bad, ¿lo recuerdan?

Si juegan bien sus cartas, los creadores podrán extender los productos derivados de Breaking Bad hasta en una tercera opción de consumo, una historia que regrese probablemente a Jesse Pinkman o alguno de los otros personajes de la serie, la cual también tendrá ese ir y venir en el tiempo, con el clásico espiral narrativo que caracteriza a estas producciones.

¿Vieron el último capítulo de la serie? ¿Han tenido oportunidad de ver Better Call Saul? ¿Cuáles son sus comentarios al respecto de esta propuesta televisiva? No olviden compartir esta página con sus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria del entretenimiento. Si tienen algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré sus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

palomiando, todos los derechos reservados. Alonso valdés Morales
Da click para ver más publicaciones.

¿Qué opinas?