Desmenuzando las estadísticas del cine mexicano – Parte 1.

Palomiando - IMCINE - Anuario Estadístico.
Desmenucemos las estadísticas oficiales del cine mexicano en 2014 para obtener una radiografía estadística de la situación actual de la industria cinematográfica.

Después de unas cuantas semanas en que se dejó descansar el tema sobre el Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2014, publicación que corre a cargo del Instituto Mexicano de Cinematografíaes momento de volver a tomar al toro por los cuernos y seguir con la radiografía sobre la información oficial que provee el instituto en relación a la situación actual de la industria en el país.

La principal intención de esta publicación es funcionar como introducción para una series de reflexiones sobre la situación actual de la industria cinematográfica en México, si es que se le puede llamar industria; bajo parámetros de medición cultural algunos dirán que sí, bajo la lógica de manufactura, oferta y demanda de productos específicos, podríamos decir que no.

En esta ocasión, más allá de mostrar los errores editoriales, intencionales o no, la atención se concentrará en el discurso que maquilla y favorece a una actividad cultural que no ha logrado demostrar ser sustentable por sí misma y que es reflejo de la desorganización y la falta de unión de los elementos que conforman la cadena de valor en el quehacer cinematográfico nacional, misma que no encamina sus acciones hacia un mismo objetivo: la consolidación de una industria cinematográfica en México, madura y no dependiente de los recursos públicos para su existencia.

Es probable que a algunos no les guste ser comparados, pero esta es una herramienta útil para establecer y entender los distintos escenarios que deberá enfrentar en un futuro la producción de cine mexicano, los retos que se presentarán en materia de distribución y exhibición, además de la necesidad de consolidar una buena relación con la única dependencia que debe existir para un producto: ser comprado por los consumidores.

En textos anteriores, se habló en específico sobre la producción de cine mexicano, en esta ocasión se abordarán aspectos relacionados a la recepción de las películas hechas en casa, en lo que refiere a temas de distribución y exhibición.

 

DESCUBRE MÁS: Producción de cine en México – Primeras impresiones.

 

Desarrollemos entonces algunos puntos de interés, en donde hemos detectado alguna clara manipulación en la interpretación de los resultados, los cuales comentaremos de manera breve. La dinámica para esta ocasión será la siguiente: primero se presentará una copia textual de lo que se puede encontrar en el anuario estadístico, seguida de las observaciones de Palomiando.

“En 2013, la asistencia por película nacional fue de 298 000 espectadores, mientras que en 2014 se llegó a 352 000, lo que representa un incremento del 20%.”

Excerpt From: Offset Rebosán S.A. de C.V. “Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2014.” iBooks.

Esta información puede encontrarse en los puntos de introducción al capítulo número dos del anuario, en donde hablar de una mayor asistencia promedio por película es la prueba más clara de la manipulación e interpretación arbitraria de resultados. Lo que aquí no se menciona es que esta cifra que en efecto resulta mayor que la de 2013, se debe a que hubo una importante disminución en la presencia de cine mexicano en las salas de exhibición, ya que de los 101 estrenos nacionales de 2013 la cifra cayó a 68 en 2014, si dividiéramos la asistencia del año pasado entre los estrenos del año antepasado el promedio caería a 237mil espectadores por título.

Lo que por obvias razones no se menciona en ninguna parte del Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2014, es que en realidad ese supuesto incremento de 20% en el promedio de asistencia a las producciones nacionales se debe gracias a una caída del 32% en los estrenos de cine mexicano. En palabras más simples: toma tu 20% positivo, en realidad es un 32% negativo.

 

“Por segundo año consecutivo el cine mexicano logró una cuota de mercado de dos dígitos, al situarse con 10% del total de la exhibición en salas en el país.”

Excerpt From: Offset Rebosán S.A. de C.V. “Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2014.” iBooks.

La cita que se comparte arriba, la cual puede encontrarse en la misma página que la anterior, hace referencia a que los estrenos del cine mexicano lograron en conjunto representar el 10 por ciento de los ingresos generados en la taquilla durante 2014.

Lo que no se dice porque no es conveniente hacerlo, es que estos dos dígitos no se hubieran alcanzado de no haberse dado una conjugación de factores a través de los cuales se vio beneficiada la producción cinematográfica nacional. Si al igual que en 2014 la cifra de estrenos totales en la cartelera mexicana se hubiese mantenido constante, si el precio promedio de boleto en taquilla no hubiese aumentado y si más gente hubiese ido al cine, no se estaría cantando victoria en ese terreno. Lo bueno para algunos y que emplearán en esta ocasión a su favor, es que el hubiera no existe.

Si vamos a emplear promedios y porcentajes para describir la situación actual del cine mexicano, qué les parece entonces la siguiente cifra: $16.5 millones de pesos es el promedio de ingresos generados por cada una de las películas mexicanas que estrenó en 2014. Debemos recordar que según el anuario estadístico, el costo promedio por producción es de $20 millones de pesos y el más bajo en los últimos cinco años. Entonces para cada una de las producciones del cine mexicano existe un déficit de $3.5 millones de pesos el cual en realidad ondula entre los $11.75 millones de pesos debido a que el dato de los ingresos generados es total, aún no se ejecuta en los mismos la repartición del peso en taquilla, por lo que ahora si hablamos de porcentajes: en promedio cada película mexicana genera una pérdida del 58.75% de la inversión que representa.

Estos son sólo algunos de los tantos datos y detalles que los huecos en el Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2014 permiten analizar, a través de los cuales buscamos establecer un panorama más objetivo de la industria cinematográfica y desmentir el discurso disfrazado en éxito que emplean las fuentes oficiales.

Creo debería cambiar el título de Desmenuzando Descuartizando, porque esto pinta para terminar en algo más impactante que una película del género gore.

 

DESCUBRE MÁS: Reír o llorar. Producción de películas mexicanas – Anuario Estadístico 2014 IMCINE.

 

¿Algo más que les gustaría agregar a esta publicación? ¿Alguna duda o comentario? No olviden compartir esta página con sus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria cinematográfica en México. Si tienen algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré sus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

Palomiando, todos los derechos reservados. Alonso Valdés Morales
Da click en el logo para ver más publicaciones.

2 thoughts on “Desmenuzando las estadísticas del cine mexicano – Parte 1.

  1. Totalmente de acuerdo. Muchas veces no queremos ver la realidad de las cosas y eso hace que tengamos una visión errónea de lo que realmente debemos hacer para lograr las metas establecidas y alejarnos de ese paternalismo que nos daña más.

    1. Así es mi estimado. Hay que reconocer el esfuerzo de la actividad que hace IMCINE por intentar guardar registro estadístico del quehacer cinematográfico en México.
      Pero no debemos tomar estos datos como verdad absoluta, sino masticarlos para establecer los puntos de acción que requiere nuestro cine.
      Saludos!

¿Qué opinas?