Desmenuzando las estadísticas del cine mexicano – Parte 2.

Palomiando, Anuario Estadístico de cine mexicano, IMCINE.
En esta ocasión no nos concentraremos en números, sino en discursos. ¿Qué dirá la autoridad cinematográfica sobre el cine mexicano de 2015 el próximo año?

Antes que vuelvan a transcurrir semanas sin que se toque el tema de la estadística cinematográfica nacional, en Palomiando presentamos la segunda parte del análisis que se hace sobre los datos oficiales presentados por el Instituto Mexicano de Cinematografía IMCINE, en la quinta edición del Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2014.

Aun sin definir un tema específico en el cual concentrar la atención de las publicaciones en relación a este asunto, compartimos una radiografía de los datos que saltan a la vista y llaman la atención al ojo crítico, en especial cuando algo no hace sentido o esconde información que es pertinente la industria conozca, ya que con una mayor cantidad de datos fidedignos, la toma de decisiones en el área del entretenimiento fílmico en México encaminaría su rumbo al desarrollo, fortalecimiento y madurez de la industria.

A modo de comentario para el futuro, ello porque hasta este momento la apuesta indica que tanto el desempeño como la presencia del cine mexicano caerá drásticamente al concluir el 2015, en Palomiando estamos ansiosos por conocer el discurso que preparará el Instituto para la próxima entrega del Anuario Estadístico, ya que el evidente proteccionismo salta a la luz en la presente edición, ¿cuál será la excusa del próximo año?, ¿por qué el 2015 no fue un buen año para el cine mexicano?, claro, esto si no se recupera la industria nacional para lo que resta de este periodo, lo que podría predecir, como lo hemos evidenciado en textos anteriores, ¿con qué promedio o escala intentarán medir al cine hecho en casa para que éste no se vea mal en sus resultados? 

 

DESCUBRE MÁS: Desmenuzando las estadísticas del cine mexicano – Parte 1.

 

Veamos de manera rápida un par de párrafos que pueden encontrarse en el Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2014 y que refuerzan la postura del discurso proteccionista a una industria que si no se le enseña y permite a volar, nunca lo podrá hacer por sí misma.

“Si consideramos que 2013 fue un año atípico, en tanto que dos películas concentraron cerca de 75% de la asistencia a cine mexicano, en 2014 los resultados estuvieron mejor distribuidos: ninguna película superó los cinco millones de asistentes, pero ocho lograron más de un millón de espectadores, muestra de que la amplia diversidad de temas y géneros logró ubicarse en las preferencias del público.”

Excerpt From: Offset Rebosán S.A. de C.V. “Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2014.” iBooks.

Se debe rescatar el trabajo en conjunto de las producciones mexicanas en 2014, pero se debe reconocer que éste no fue suficiente para superar lo que lograron dos películas en 2013. No olviden consultar las publicaciones anteriores en relación a este tema para complementar la información.

Ahora, no porque el 2013 haya sido un año atípico, no se debe hacer comparación alguna con el mismo, lo cual a lo largo del Anuario Estadístico se puede evidenciar se evita, y la mayor cantidad de menciones son en relación al 2012 o en base a un promedio del lustro comprendido entre 2010 a 2014. ¿Por qué no mostrar los resultados tal y cómo son? Alguna vez me explicaron que cuando trabajas para gobierno el objetivo principal de tus labores es justificar tu paga, creo que esa es la mejor respuesta a la pregunta.

En otro ejemplo, sobre la máxima razón para que la asistencia en general a las salas de exhibición cinematográfica en México disminuyera en 3 por ciento en relación al periodo inmediato anterior, es decir aquel 2013 que-no-debe-ser-mencionado, aquí la cita.

“En 2014, en México se contabilizaron 240 millones de asistentes a salas de cine comercial, lo que representó una disminución de 3% con respecto al año anterior, en parte debido a la celebración de eventos como el Mundial de Futbol y a que los estrenos de alta expectativa no alcanzaron los niveles esperados. ”

Excerpt From: Offset Rebosán S.A. de C.V. “Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2014.” iBooks.

No se puede culpar de todo a un sólo evento como lo fue el Mundial de Fútbol. Se deben considerar los nuevos usos y costumbres en el consumo de contenidos. Además de una reprogramación planeada por parte de los estudios de Hollywood. El material fuerte está exhibiéndose este año, en 2015.

Lo que vemos hace falta en hacer hincapié, es que aún y con el bajo año que la industria de Hollywood tuvo en su desempeño, el cine mexicano no aprovechó la ventana de oportunidad al máximo para colocar una mayor cantidad de productos y obtener un mejor desempeño en la taquilla.

¿Qué le depara al cine mexicano?, pues al parecer la gloria de una nueva época de esplendor sólo duró dos años.

En un proceso de investigación sobre la industrialización de la actividad cinematográfica en México, llegué a un artículo cuyo título y autor me reservaré hasta poder comprobar su autenticidad, pero que compartía una reflexión interesante sobre la situación pasada, actual y futura del cine mexicano. En esencia porque lo parafrasearé, el comentario era el siguiente:

Nunca he existido ni existirá una industria cinematográfica en México. Una de las tantas características que se requieren para que una actividad logré industrializarse es la unión de sus principales elementos. Durante la época de oro, el cine mexicano tuvo la oportunidad de consolidarse como industria, pero nunca la tomó. Cada productor trabajó por su cuenta, cada estudio tenía sus intereses, cada individuo era uno sólo y sus necesidades, nunca hubo unión y por ende nunca hubo una fuerza que los preparara para lo que acontecería. Cuando termina la guerra, terminan lo privilegios y con ellos la época de oro y la oportunidad de que México tuviese una industria cinematográfica.

Décadas han quedado atrás, de hecho está más cerca el siglo de cumplirse y el cine mexicano no tiene pies ni cabeza para consolidarse como una industria. Hay años buenos, como lo fue el 2013 y hay años malos, como al parecer será el 2015, pero no se ve una intención clara tanto de las autoridades como de los creadores en dejar por un momento la individualidad y las necesidades efímeras para sentarse a trabajar por el futuro de lo que puede ser una de las actividades más enriquecedoras para el devenir de la economía mexicana.

¿Ustedes qué dicen? ¿Algo más que les gustaría agregar a esta publicación? ¿Alguna duda o comentario? No olviden compartir esta página con sus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria cinematográfica en México. Si tienen algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré sus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

Palomiando, todos los derechos reservados. Alonso Valdés Morales
Da click en el logo para ver más publicaciones.

¿Qué opinas?