Netflix y los nuevos paradigmas digitales. Grace and Frankie.

Palomiando, Netflix, Grace and Frankie.
Netflix entra a la carrera de ofertar contenidos para la diversidad, alternativos y de entretenimiento. Esta es su propuesta.

El pasado viernes 8 de mayo, Netflix lanzó a través de su plataforma de distribución de contenidos otra de sus producciones originales, pero en esta ocasión se atrevió adentrarse en los nuevos paradigmas que están definiendo las tendencias de la oferta actual de entretenimiento.

Grace and Frankie es el título de la nueva propuesta original de Netflix y se suma a la oferta de diversidad de genero cuya demanda y aceptación han crecido en los últimos años, aunque este no es un fenómeno nuevo en producciones para la televisión, la innovación se encuentra en la forma en que se aborda esta temática en particular, la cual demuestra tener capacidad para ser explotada de forma narrativa y comercial.

Con un reparto de envidia y enfocado para atraer a un mercado de 45 años en adelante, Netflix se propone acaparar la atención del segmento de consumo que sostuvo una asistencia frecuenta a los cines en los Estados Unidos en 2014.

Jane Fonda interpreta a Grace, esposa, o más bien ex-esposa de Robert, personaje quien es llevado a la vida por Martin Sheen, actor conocido por su participación en Apocalypse Now. I’m leaving you es el diálogo de mayor impacto en el primer capítulo de esta serie, ya que sentados a la mesa de un elegante restaurante, Robert le dice a Grace que la deja para irse con el verdadero amor de su vida.

Junto con ellos a la misma mesa se encuentran sus amigos y socios: Frankie, interpretada por Lily Tomlin y Sol, encarnado a través de Sam Waterston, quien se desprende muy bien de su personaje de más de quince años en La ley y el orden.

Ambas parejas se encuentran a la mesa y después que Robert le dice a su esposa que la dejará por el amor de su vida confiesa que esa persona es Sol con quien ha mantenido en secreto una relación por más de 20 años, aquí es cuando comienza la historia que se desarrollará por los próximos doce capítulos, haciendo de esta primera temporada una entrega estandarizada de trece episodios con duraciones variables que rompen los esquemas tradicionales de duración para la televisión convencional.

Cuando nos referimos a los nuevos paradigmas digitales, se pueden apreciar tendencias interesantes que encuentran cabida en las plataformas de distribución como Netflix o Amazon Instant Video, mismas que verían complicada su existencia en los sistemas de televisión tradicional.

Por una parte se pueden apreciar tiempos de duración variable entre cada uno de los capítulos, mismos que no encajarían en la programación habitual de un canal de televisión ya que entre la duración del producto más los espacios publicitarios, estas nuevas propuesta de entretenimiento quedarían en automático descartadas.

Esta propuesta de entretenimiento que mezcla la comedia y el drama de la vida de dos mujeres de la tercera edad que deben enfrentar un cambio radical en su vida al descubrir que sus esposos no sólo les son infieles sino que además son homosexuales, aprovecha la aceptación y la creciente demanda de contenidos alternativos, los cuales al menos le han resultado favorables a Amazon, quien en la última entrega de los Globos de Oro triunfó gracias a Transparent, una producción de Amazon Studios que narra la vida de una familia de Los Ángeles tras descubrir que la figura paterna es transgénero.

En ese mismo sentido, Grace and Frankie es la contra oferta que Netflix pone en el menú de selección para los usuarios de las plataformas digitales de distribución de contenidos, donde ambas se caracterizan por el desenvolvimiento familiar en este tipo de situaciones, además de combinar la comedia con el drama.

Cada día más usuarios migran de las experiencias tradicionales de consumo de contenidos a las nuevas formas de entretenimiento, en donde la línea que divide ambas es cada vez más delgada.

Si hay algo que las plataformas de distribución digital adoptaron de los sistemas convencionales de televisión es la apuesta de inversión que cada estudio, en este caso Netflix, realiza para las nuevas propuestas de contenidos. Grace and Frankie es lanzada con una temporada de trece capítulos, mismos que podrían extenderse hasta los cien episodios, cuya división entre temporadas se definirá después, todo depende de la recepción que se obtenga de esta primera entrega.

Lo anterior es un proceso arraigado en los grande estudios de Hollywood y que han adoptado los nuevos proveedores de contenidos para las plataformas de distribución digital.

Se puede predecir una estratégica fusión entre los nuevos medios y los tradicionales, en donde ninguno absorberá al otro, más bien trabajarán en conjunto para satisfacer la creciente demanda y competencia que existe por acaparar la atención de los espectadores.

¿Han tenido oportunidad de ver Grace and Frankie? ¿Cuáles son sus comentarios al respecto de esta propuesta? No olviden compartir esta página con sus redes sociales para que todos estén enterados de la información más relevante de la industria del entretenimiento. Si tienen algo que decir, con toda confianza, es un foro abierto en donde con gusto leeré sus comentarios. Que los conteste es otro cantar.

Palomiando, todos los derechos reservados. Alonso Valdés Morales
Da click en el logo para ver más publicaciones.

¿Qué opinas?